COME GENIAL Y NO HAGAS DIETAS NUNCA MÁS, las recetas con las que Isasaweis perdió 20 kilos para siempre


Editorial Planeta. 288 páginas

Rústica con solapas: 19,90€ Electrónico: 8,99€

Isasaweis, una de las primeras influencers de nuestro país y también de las más queridas por sus miles de seguidores, vuelve a enamorarnos con sus sencillas recetas. 100 recetas sanas y variadas con las que no solo descubriremos las claves con las que ella perdió 20 kilos, sino para demostrarnos que adelgazar sin agobios y para siempre es posible. Y todo ello sin pasar hambre ni recurrir a dietas raras, alimentos prohibidos y adaptándolo a nuestros gustos, lo que nos ayudará a recuperar la motivación para poder llevar una vida saludable y feliz para siempre.


«Hice todas las dietas habidas y por haber: la del melocotón y la pechuga de pollo, la de la sopa mágica, la disociada, la de nada de proteínas o la de todas las proteínas del mundo (…). Todas tenían el mismo resultado: en cuanto la dieta se abandona, el peso perdido se recupera. Todo eso retroalimentaba la espiral de desánimo, frustración y falta de autoestima".


ISASAWEIS Isabel Llano, más conocida como Isasaweis por sus miles de seguidores en las redes sociales, presenta su nuevo libro Come genial y no hagas dieta nunca más, con el objetivo de apoyar y animar a todo el que quiera llevar un estilo de vida saludable. La autora es el claro ejemplo de que el cambió es posible, ella lo consiguió hace más de una década y desde entonces comparte su experiencia en las redes sociales motivando a multitud de personas para que ellas también lo logren. «La lucha por tener una relación sana con la comida e incorporar el deporte a tu vida de una vez por todas no es una batalla que libras en soledad. Son muchas las personas que comparten este deseo. Precisamente porque yo fui una de ellas he escrito este libro», afirma Isasaweis en los primeros compases de la obra. Por ello la autora nos ofrece sus mejores recetas donde incluye esos suculentos platos que la ayudaron a perder 20 kg para siempre, disfrutando además del placer por la comida saludable y sin complicaciones.


Como ella misma describe, «hice todas las dietas habidas y por haber: la del melocotón y la pechuga de pollo, la de la sopa mágica, la disociada, la de nada de proteínas o la de todas las proteínas del mundo... y alguna que otra que llevaba el nombre de un médico o de una clínica famosa». Todas traían consigo el mismo catálogo de alimentos prohibidos, combinaciones imposibles, cantidades minúsculas, hambre y tristeza. Y por supuesto todas tenían el mismo resultado: en cuanto la dieta se abandona, el peso perdido se recupera. Todo eso, además, retroalimentaba la espiral de desánimo, frustración y falta de autoestima. «Lo único que conseguí fue que la alimentación, más que un placer maravilloso del que disfrutar y una fantástica fuente de energía, se convirtiera en una gran preocupación», afirma.


Hasta que la autora se dio cuenta de que lo que estaba equivocado era el concepto de hacer una dieta, ya que se siguen una serie de reglas temporales para conseguir un objetivo, a sabiendas de que, una vez alcanzado las vamos a abandonar. Porque nadie puede mantener esas restricciones de por vida, ya que no te permiten llevar tu vida con normalidad, ni disfrutar de una comida familiar, ni salir con los amigos a cenar. Así fue como la autora se interesó más por la nutrición que por seguir la última dieta de moda y dejó atrás todos esos malos hábitos, creencias infundadas y restricciones en la alimentación que llevaba arrastrando desde hacía tantos años. Fue ese cambio de concepto el que la llevó a aprender a comer bien, sin prohibiciones ni ansiedades, y a practicar ejercicio de manera regular, y eso trajo consigo la vida saludable y feliz de la que disfruta hoy en día. No se trata de conseguir un cuerpo delgado, sino uno saludable y fuerte, en el que transformemos la grasa corporal en músculo.


¡Disfruta de las recetas de Isasaweis y toma de una vez por todas las riendas de tu alimentación!


Isasaweis, una de las primeras influencers de nuestro país y también de las más queridas por sus miles de seguidores, vuelve a enamorarnos con sus sencillas recetas. Esta vez, para demostrarnos que adelgazar sin agobios y para siempre es posible. Y todo ello sin pasar hambre ni recurrir a dietas raras, sin alimentos prohibidos y adaptándolo a nuestros gustos. En este libro, con más de 100 recetas sanas y variadas, no solo descubriremos las claves con las que Isasaweis perdió 20 kilos, sino que también nos ayudará a recuperar la motivación para que, al igual que ella, todos podamos llevar una vida saludable y feliz para siempre.


Lo que Ya No vamos a hacer


A lo largo de la obra Isabel Llano nos brinda valiosos consejos que nos encaminarán hacía nuestra nueva relación con la comida. Ya no vamos a contar calorías, porque la comida es mucho más que eso. Lo que importan son los nutrientes, que es lo que nos alimenta. Tampoco vamos a pesar las cantidades que injerimos o preguntarnos si podemos tomar un determinado alimento: podemos comer de todo. Se acabó el pesarnos cada mañana, ya que esto no indica nuestros avances, porque el peso es una medida absurda: el músculo pesa más que la grasa, por lo que podemos estar perdiendo volumen, ganando masa muscular, teniendo un cuerpo mucho más sano y torneado, ¡y la báscula nos esté engañando!


Ya no vamos a comer por ansiedad porque al relajarnos con respecto a la comida, esa sensación de querer comerlo todo desaparecerá. Tampoco nos vamos a culpar por haber comido de más un día, ni restringirnos el día después de un banquete. Ya no vamos a dejar de ir a ningún sitio, salidas, fiestas y eventos serán de nuevo bienvenidos en nuestra vida. Pero sobre todo ya no vamos a poner más excusas para hacer ejercicio. La autora nos recomienda incluirlo en nuestra rutina como una cosa más que hacer, al igual que no nos planteamos cada mañana ir a trabajar. Ese tiempo para nosotros nos hará sentir de maravilla.


Los Diez Mandamientos


Los diez mandamientos que nos propone la autora nos servirán de referencia para incorporar a nuestra vida, de una vez por todas, una rutina que nos permita llevar un estilo de vida saludable. Como hemos acordado anteriormente vamos a comer de todo porque la base de una alimentación sana y variada está en no restringir ningún tipo de alimento. Necesitamos comer proteínas para formar los músculos, hidratos de carbono como fuente de energía, además de frutas, verduras y hortalizas como base de una alimentación saludable. «Y por último, y es muy importante recalcar esto: has de comer grasas. Las grasas son necesarias para que nuestro cuerpo funcione correctamente», explica Isasaweis. Por lo que es indispensable incorporar a nuestra dieta pescados azules, aguacate, frutos secos y aceite de oliva virgen extra.


Una de las razones por la que nos cuesta adelgazar es que le damos a nuestro cuerpo más energía de la que gastamos. Por lo que adaptar las porciones que comemos es fundamental. Para no excedernos, Isasaweis nos recomienda guiarnos por el tamaño de la palma de la mano para medir la cantidad de proteínas en la comida y en la cena. Por ejemplo: dos o tres filetes finos de pollo, un filete grande ternera, una rodaja grande de salmón, o dos huevos serán suficientes. Para la pasta, el pan, las patatas o el arroz, en la comida y en la cena, nos guiaremos por el tamaño de un puño cerrado. Ese es el volumen aproximado que deben ocupar en nuestro plato. Y para las grasas, una pequeña cantidad equivalente a una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, medio aguacate o un trozo de queso.


Por supuesto, toda alimentación saludable debe eliminar de su día a día azúcares y procesados. Su escaso valor nutricional hace que estos productos estén cargados de ingredientes nada beneficiosos para nuestro organismo. Por ello es fundamental que en nuestros nuevos hábitos saludables los sustituyamos por frutas y verduras, que sí podemos comerlas sin mesura. Al igual que el agua, que hay que beber cuanto más mejor. Por último la autora nos amina a incluir todos estos nuevos cambios en nuestra rutina con facilidad y con felicidad, adaptándolos a nuestro día a día. Darnos un capricho, compartir un café y nuestra tarta favorita con alguien, dejará de estar prohibido y comenzará a ser parte de nuestra nueva vida, sana, equilibrada y feliz. Además, debemos ser conscientes de que los cambios significativos se fraguan a medio-largo plazo, y en nuestro camino encontraremos picos arriba y abajo. Lo importante es ser perseverantes y releer los consejos de la autora cuando sintamos que nos flaquean las fuerzas.


Las recetas con las que conseguirás tu cambio


Para que interioricemos nuestro gran cambio de manera fácil y gratificante, la autora nos presenta sus mejores recetas, sus trucos más efectivos y la forma en la que ella planifica sus comidas.


En este recetario encontraremos más de cien recetas que incluyen desde sopas y cremas, distintas formas de presentar las verduras, que han de convertirse en nuestro plato estrella, y platos con legumbres, carnes y pescados. Todas ellas pensadas para disfrutar de una comida rica, sana, variada y fácil de preparar.


Las sopas y cremas La autora se declara una enamorada de las sopas y las cremas, calientes en invierno y frías en verano, ya que según los ingredientes que lleven pueden ser desde un entrante ligero hasta una comida completa. Pero siempre son un plato lleno de nutrientes que nos alimenta, nos sacia y nos hace sentirnos mejor. Entre las recetas presentadas por la autora hemos seleccionado una de esas sopas que puede servir como una comida completa, y otra para acompañar otras de las recetas que se presentan en este recetario.


Verduras y ensaladas Junto con las frutas, las verduras deben ser la base de nuestra alimentación. ¡En casa de Isabel Llano no faltan un día a la mesa! La autora nos anima a cambiar los ingredientes si una determinada verdura no es de nuestro agrado, lo importante es disfrutar todas estas recetas saludables ¿Quién dijo que comer verduras era aburrido? Esta calabapizza que presenta la autora tiene una pinta exquisita, y hará las delicias de toda la familia.


Legumbres Las legumbres son una joya de la alimentación. Están llenas de nutrientes y podemos utilizarlas de mil formas: desde guisos o potajes hasta ensaladas, cremas o acompañamientos.


La comida a lo largo de la semana


La autora nos sugiere que cada semana elijamos una o dos para prepararlas. Lo que hace tan efectivas las recetas de Isasaweis es que los alimentos que necesitamos para prepararlas son muy habituales, nada rebuscados, y probablemente ya los tengamos en casa. Y la próxima vez que vayamos a la compra podemos llevar como lista lo que Isabel Llano siempre tiene en la despensa. El primer consejo que nos brinda es que nunca vayamos al supermercado con hambre porque todo nos resultará más tentador, así como no comprar productos que no son saludables, así seguro que no los comemos. Los alimentos frescos deben ser nuestra prioridad pero, hoy en día, tenemos a nuestra disposición alimentos secos, en conserva o congelados que resultan muy prácticos y que son perfectamente adecuados para llevar una buena alimentación. Es muy importante que la preparación de las comidas nos resulte fácil y cómoda, ya que es algo que queremos mantener para siempre.


La despensa de Isasaweis contiene semillas, hierbas y especias, para aportar ese toque de diversión a nuestros platos. Verduras en conserva con las que preparar un plato saludable en tan solo unos minutos. También conservas de mariscos porque son una buena opción para añadir proteínas a los platos. Los panes y las harinas las tomaremos de granos enteros, sin refinar, como harina de espelta o de centeno. Lo que se extiende también a la pasta: mejor si es integral, y también podemos elegir pasta de lentejas, guisantes o garbanzos, o fideos de arroz o de soja. En nuestra despensa no pueden faltar los paquetes y frascos de alubias, garbanzos, lentejas, guisantes o judías.


Los frutos secos al natural son una muy buena opción para comer entre horas o para utilizar en la cocina. Lo ideal es endulzar solo lo que nos resulte imprescindible, ya que el paladar se acostumbra tanto a lo uno como a lo otro. Dentro de las opciones saludables, Isasaweis prefiere utilizar azúcar integral de caña o de coco, panela o miel. En cualquier caso, los dulces deben conformar una parte muy pequeña de nuestra alimentación. Con respecto a la carnes, unos cortes son más recomendables que otros. La autora consume pollo, pavo y conejo; solomillo, lomo o carne magra tanto de cerdo como de ternera. Los pescados y mariscos pueden ser frescos y congelados. Algunos de sus preferidos son el bacalao, merluza, lubina, dorada, lenguado, rodaballo, salmón, boquerones, sardinas, mejillones, berberechos, gambas, langostinos, pulpo, calamares o sepia.


Y por supuesto lo que más debe abundar son las verduras y hortalizas tanto frescas como congeladas. Las más habituales en casa de la autora son lechuga, escarola, endivias, canónigos, rúcula y hojas variadas para ensaladas. Ajos, cebollas, puerros, coliflor, col, brócoli, calabacines, espinacas, pepinos, judías verdes, berenjenas, tomates, zanahorias, pimientos, champiñones, setas, guisantes, calabaza, espárragos, alcachofas, patatas, boniatos. La lista es infinita, elige tus favoritas e incorpóralas en cada una de tus comidas.


Ahora que ya sabemos cómo llenar la despensa, la nevera y el congelador, vamos a ver la manera de organizar la comida a lo largo de la semana. Algunos de los consejos que podemos incorporar a nuestra dieta es preparar una crema de verduras semanal, o cocinar de más y congelar lo que sobra. Así, a la semana siguiente, lo sacamos el día que nos falta tiempo o ganas.


Para empezar a planificar las comidas de un modo más gráfico, la autora ha diseñado un plan mensual con todas las comidas, y nos anima a modificarlas si alguna de ellas no es de nuestro gusto. «He confeccionado menús para cuatro semanas pero, con todas las recetas de libro, podrías planificar un año entero sin sentir que estás haciendo ninguna dieta (¡porque no la estás haciendo!), sin aburrirte y disfrutando cada día de sentarte a la mesa (…). Verás que en poco tiempo le habrás cogido el tranquillo, improvisarás tus comidas y lo harás de forma sana y equilibrada sin que te suponga ningún esfuerzo.»


Mi plan exprés para después de los excesos


Igual de importante es el plan exprés que nos presenta Isasaweis para después de los excesos. Una buena noticia: «hay una regla maravillosa que se cumple cuando ya estás en el buen camino y ya tienes integrados en tu vida los hábitos saludables de los que hemos estado hablando en todo el libro: los kilos que se cogen muy rápido, ¡también se van muy rápido!»


Como ella cuenta, su plan de emergencia salió de varias conversaciones con dos nutricionistas diferentes que coincidían en lo mismo: cuando cometemos muchos excesos, el cuerpo generalmente acumula muchas toxinas y líquidos. Tendremos que deshincharnos, pero ¿cómo lo hacemos? Durante unos pocos días podríamos alimentarnos a base de verduras, frutas y también algo de cereales que nos proporcionen suficiente energía.


Sobre la autora


Isabel Llano (Gijón, 1976), más conocida como Isasaweis, es una ingeniera técnica informática que, hace más de doce años, comenzó a dar consejos prácticos en internet sobre cocina, belleza y estilo de vida. En sus redes sociales, Instagram, YouTube, Facebook y Twitter, comparte vídeos y publicaciones que acumulan ya millones de visualizaciones. Además de trabajar en televisión, radio y prensa escrita, Isasaweis ha publicado diversos libros que han sido un rotundo éxito de ventas, como La cocina de Isasaweis, Cocina sana para disfrutar o ¡No te compliques con la cena!



 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa