RAFUEL, el influencer gastronómico más querido de Instagram, presenta sus MEJORES RECETAS, fáciles de preparar y explicadas paso a paso


Editorial Planeta. 192 páginas.

Tapa Dura (Cartoné): 22,50€ Electrónico: 9,99€



Rafael Antonín, @rafuel55 en Instagram, cansado de que sus hijas no acudieran a la mesa cuando las llamaba para comer, decidió convocarlas por las redes sociales. Las chicas se presentaron inmediatamente, pero no fueron las únicas: también a sus contactos les llamó la atención. Así fue como este cocinero apasionado, hecho a sí mismo, descubrió el poder de internet. Su secreto es presentar las recetas a un ritmo trepidante y con gran simpatía. De este modo tan personal, fácil y dinámico nos enseña a cocinar en casa las recetas más convincentes y, sobre todo, sabrosas. Su mayor satisfacción es que la gente disfrute su cocina con amigos y familia.


A sus 65 años, Rafael Antonín, más conocido como el Chef Rafa, ha pasado de ser un apasionado de la cocina anónimo para el gran público, a ser uno de los instagrammers gastronómicos de mayor influencia en nuestro país. Ya son más de medio millón de seguidores los que tiene en su cuenta de Instagram, @rafuel55. Desde su perfil nos ofrece recetas explicadas paso a paso y a un ritmo trepidante deliciosas y fáciles de preparar, pero sobre todo para disfrutarlas en compañía. El secreto del éxito del Chef Rafa radica en la sencillez, la naturalidad, y la alegría, que pone en todo lo que cocina, fotografía y publica. Rafuel se considera una persona cercana, pero también muy perfeccionista, alguien que disfruta cocinando en casa para su familia. Como apunta el autor, la diferencia principal de cocinar nuestros propios manjares es que nos permite participar en el ritual de ir al mercado, de sentir el olor de los alimentos en la cocina, y de reunir a los seres queridos en torno a la mesa. Estos son los ingredientes fundamentales que hacen que las recetas del Chef Rafa, siempre sean cinco estrellas.


Como explica el autor, ser un influencer es un trabajo, hay que estar a la altura de las expectativas, colgar contenidos periódicamente y predecir las nuevas tendencias. Para Rafuel aumentar su número de seguidores nunca ha sido tan importante como mantener los que ya tiene. Y para eso, como él mismo describe «es vital responder a los mensajes en la medida que sea posible y tener a punto los contenidos, hacer que sean adecuados, que respondan a la demanda y, a ser posible, anticiparse a lo que pueda ponerse de moda a nivel gastronómico». La interacción con sus seguidores es fundamental, responder a todas las personas que le escriben es una cuestión de educación, al igual que Rafuel haría en la vida real lejos de las pantallas. «Si alguien ha dedicado un minuto de su tiempo para ver mi receta, comentarla y darme su opinión…, ¿cómo no voy a darle las gracias o responder a sus dudas?», afirma. Probablemente la cercanía y la comunicación continua con sus seguidores es lo que ha hecho de Rafuel la estrella virtual gastronómica del momento.


Como él mismo narra en la introducción de la obra, su amor por los olores, los colores, los tenderetes, y los mercados se fraguó siendo un niño. Desde temprana edad acompañó a su madre a La Boquería, el mercado barcelonés por excelencia. Siendo el segundo de nueve hermanos, en el reparto de tareas era el encargado de ayudar a su madre con las bolsas de la compra. De ella aprendió a llegar bien temprano al mercado para elegir el mejor género, ingrediente por excelencia para todas sus recetas. «Esa fue mi primera y más valiosa escuela, puesto que, sin un producto de primera calidad, no es posible la buena cocina». Y así se instaló en Rafuel la pasión por la comida casera de calidad, la que se preparaba en la cocina de casa que para muchas familias es el centro del hogar. No en vano, la palabra «hogar» viene del lugar donde estaban el fuego y los fogones. Más tarde el autor completó sus conocimientos en la Escuela de Hostelería Hofmann donde adquirió una base muy importante a la hora de elaborar arroces, fondos y caldos, y perfeccionó su estilo.


El salto a las redes sociales vino después. Tras años viajando por motivos de trabajo para una empresa de combustibles, Rafuel, de ahí su sobrenombre, fue descubriendo la gastronomía típica de cada lugar. Poco a poco empezó a preguntarse cómo podía mejorar en su propia cocina aquellos platos que disfrutaba en los restaurantes y adaptarlos a los productos de su nevera. También comenzó a fotografiarlos y a colgarlos en la red para recordarlos. Paulatinamente los seguidores fueron creciendo y fue entonces cuando entendió el poder de las redes sociales, que permiten a través de una sola imagen conectar con personas de todo el mundo.


«Si algo tiene la cocina de mi padre es que siempre consigue hacerte sonreír. Sea el plato más complicado o el más sencillo del mundo, todos tienen un toque: su toque. Y por eso son únicos. Probablemente este sea el motivo de su éxito, hacer recetas resultonas de manera fácil y divertida, acabando siempre con una llamada a mi hermana o a mí para que vayamos a comer». Narra en el prólogo de la obra Bochi Antonín, la hija del autor. Un valiosísimo consejo que Rafuel brindó a su hija Bochi cuando ésta se independizó es empezar siempre la lista de la compra con el ajo y la cebolla, porque con esos dos ingredientes empieza todo, un sofrito, una base para una salsa, o una crema.


Estamos ante un recetario muy completo, lleno de amor por la comida casera de calidad, que aboga por los productos de temporada y de proximidad; y que sobre todo nos insta a disfrutar del proceso y a deleitarnos con los resultados junto a nuestros seres más queridos. En el libro se incluyen entrantes, salsa, fondos, arroces, pastas, pescado, carnes y una deliciosa selección de postres. ¡A comer!


Comencemos con los entrantes


El recetario de Rafuel es sabroso, accesible, y repleto de platos para cada ocasión. Todos los que se incluyen en la obra están elaborados con productos de temporada y de proximidad. Recordamos que el autor es un enamorado de los mercados tradicionales donde la cercanía, el cariño y el cuidado en la selección del género tiene su traducción en el sabor de nuestros platos. Como reza la máxima del Chef Rafa «cuanto mejor sea el producto, menos hay que cocinarlo».


Si hay un plato por antonomasia que podemos encontrar en la mayoría de bares españoles es la ensaladilla rusa. Pero, ¿por qué su sabor varía tanto de uno a otro? Rafuel nos trae la receta definitiva de este popular aperitivo. El tiempo de preparación de esta receta es de media hora para cuatro raciones.


Los ingredientes que necesitamos 3 patatas medianas, 1 zanahoria, 50 g de guisantes, 2 huevos medianos, 100 g de ventresca de atún, aceitunas rellenas,

1 cucharadita de mostaza, 4 anchoas, flores comestibles y brotes tiernos, sal


Para la preparación llenamos un cazo con agua y sal, hervimos las patatas con piel y la zanahoria pelada, durante 25 minutos. Aparte, hervimos los huevos durante 10 minutos. En otro cazo con agua y sal, escaldamos los guisantes por 2 minutos. Una vez templadas, pelamos las patatas y las cortamos en daditos junto con la zanahoria. Desmenuzamos la ventresca. En un bol, mezclamos todos los ingredientes con cuidado y añadimos la mostaza. Para preparar la mahonesa, integramos todos los ingredientes con la batidora, la añadimos a la ensaladilla y lo mezclamos bien. La servimos fría con una anchoa encima y brotes y flores para decorar. Para la mayonesa necesitaremos 1 huevo a temperatura ambiente, aceite de oliva, 1 cucharadita de mostaza, unas gotas de limón, una pizca de sal.


El recetario también incluye otras ensaladas como la caprese, que elaboraremos con tomates de temporada. Los favoritos del autor son los tomates feos de Tudela aunque para esta receta ha optado por los cherry, al ser del mismo tamaño que las bolas de mozzarella. La preparación es muy sencilla, necesitaremos menos de un cuarto de hora para cortar los tomates por la mitad, podemos dejar alguno entero, si son pequeños, y emplatarlos con las bolitas de mozzarella. Lo sazonamos con sal y pimienta negra recién molida. Y por último añadimos unas gotas de vinagre, la albahaca troceada y un chorrito de aceite. Bon appétit!


¿Tienes solo diez minutos para deleitar a tus comensales? Rafuel tiene para ti la receta perfecta gazpacho de tomate y fresones. Estos dos ingredientes combinan a la perfección, por lo que con ellos haremos un gazpacho mitad y mitad, fresco y sorprendente. Empezamos lavando las hortalizas y los fresones. Pelamos y cortamos la cebolla, el tomate y el pepino. Troceamos el pimiento y los fresones. Pelamos el ajo y retiramos el corazón. Trituramos todos los ingredientes juntos y enfriamos la mezcla. En el momento de servir, picamos el cebollino y lo espolvoreamos por encima. El resultado no dejará indiferente a tus invitados.


Los ingredientes que necesitamos 500 g de tomates,500 g de fresones, 1 pepino mediano, 1 cebolla mediana, 1/2 pimiento rojo, 1 diente de ajo, 150 ml de aceite de oliva virgen, 30 ml de vinagre de jerez, cebollino al gusto, sal


Fumets y caldos, el fondo de armario de tu nevera


Como bien explica Rafuel los fondos y fumets son un gran recurso para muchísimas recetas. Podemos tenerlos preparados en la nevera como base para cocinar otros platos y hacerlos mucho más sabrosos.


Para elaborar un fondo de verduras y setas, lavamos, pelamos y troceamos las verduras y las setas. En una olla, con un poco de aceite de oliva, tenemos que pocharlas hasta que pierdan un poco de agua. Seguidamente, añadimos el puré de tomate y el vino. Una vez evaporado el vino, cubrimos de agua y dejamos cocer a fuego medio una hora. Después lo dejamos enfriar, lo colamos y desgrasamos.


Los ingredientes que necesitamos son: 1 puerro, 100 g de champiñones, 1 cebolla, 100 g de rebozuelos, 1 chirivía, 50 g de tomate triturado, 1 zanahoria, 100 ml de vino blanco, 2 dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra,


Y para la comida familiar del domingo… ¡Arroz!


En el libro se incluyen gustosos platos que son perfectos para disfrutar en domingo en compañía de nuestros familiares o amigos. Hemos seleccionado uno de los favoritos del autor, por su sencillez y sabrosura. Arroz de morillas y pluma de cerdo ibérico. La pluma de cerdo ibérico, gracias a su grasa infiltrada, es muy jugosa y le da mucho sabor, explica el autor. La preparación nos llevará unos 40 minutos. Empezamos cortando la pluma de cerdo ibérico en dados pequeños. En una sartén con aceite, sofreímos la cebolla. Añadimos las morillas lavadas y la pluma de cerdo ibérico. Cocinamos por 2 minutos. Añadimos el arroz y, cuando esté nacarado, añadimos el caldo. Podemos usar el caldo que preparamos como fondo de nevera de verduras y setas que preparamos anteriormente. Y dejamos cocer 15 minutos. Rectificamos de sal si es necesario y acabamos el plato en el horno, a 200 °C, unos 3 minutos.


Los ingredientes que necesitamos 240 g de arroz bomba 10 morillas lavadas 1 pluma de cerdo ibérico 2 cucharadas de cebolla caramelizada 1,5 l de caldo de verduras y setas aceite de oliva virgen extra sal


Carnes y pescados


Entre las carnes que se incluyen en la obra encontramos platos de ensueño, que nos llevaran menos de una hora de preparación, como la del pollo rustido al brandy. El autor nos recomienda usar éste alcohol aromático y de alta graduación, gran aliado de los guisos y rustidos por su aroma. Pero no te preocupes sino tienes brandy para esta receta siempre puedes usar el coñac o el ron añejo del minibar. Otras de las recetas que se incluyen, no necesitan mucha presentación, ni mucho condimento, como por ejemplo la del cabrito al horno con patatas y pimientos del patrón. Aunque lo que sí necesitan son tiempo y paciencia, 4 horas de horneado es lo que tarda una pata de cabrito, pero definitivamente merece la pena.


Entre las recetas de pescado podemos encontrar como elaborar en poco más de media hora un tataki de atún, la combinación perfecta entre lo crudo y lo cocinado. El marinado en salsa de soja potencia su sabor y le da el punto de sal. El secreto, como siempre, es que el pescado sea de la mejor calidad. Y al igual que a la hora de elaborar, el tartar de solomillo de ternera, en caso de duda sobre la excelencia del genero es mejor no prepararlo.


Empezamos macerando el atún durante 30 minutos en la salsa de soja con el wasabi, el cilantro y la pimienta. Le damos la vuelta a los 15 minutos. Pasado ese tiempo lo secamos con papel de cocina y lo pintamos con aceite. Lo marcamos a la plancha. Lo dejamos enfriar y lo secamos. Por último lo decoramos al gusto.


Los ingredientes que necesitamos 2 lomos de atún, 100 ml de salsa de soja, pimienta negra en grano, cilantro (o perejil), wasabi, aceite de oliva


Y… ¿De postre?


Los deliciosos postres que se incluyen en esta obra contienen platos tradicionales, que nos trasladan a nuestra infancia, como el arroz con leche, la coca de San Juan, o la crema catana. Aunque también se incluyen otras opciones más anglosajonas, muy de moda en estos días, como las Cheesecake o el Cake de limón glaseado. Hemos seleccionado la receta de las torrijas con crema quemada para describir paso a paso su elaboración. Un buen plato para dos comensales puede estar listo en 45 minutos. Para ello en un cazo, calentamos medio litro de leche, la nata y la vainilla, y dejamos reposar media hora. Mojamos el pan en la mezcla, lo enharinamos y lo pasamos por el huevo. Lo freímos en aceite de oliva y lo secamos con papel de cocina. Para preparar la crema pastelera, hervimos la leche con la vainilla. Blanqueamos las yemas con la maicena y el azúcar y las añadimos a la leche. Removemos continuamente hasta el punto de ebullición, colamos y dejamos enfriar. Ponemos la crema pastelera sobre las torrijas, espolvoreamos con el azúcar y quemamos la superficie.


Los ingredientes que necesitamos 4 rebanadas de pan de molde artesano, 500 ml de leche entera fresca, 200 ml de nata, 1 vaina de vainilla, 1 huevo, harina, azúcar, aceite de oliva, Para la crema pastelera 250 ml de leche entera, 50 g de azúcar,

2 yemas de huevo, 1 vaina de vainilla, 20 g de maicena


Sobre el autor


Desde su perfil @rafuel55, Rafael Antonín, más conocido como el Chef Rafa, se ha convertido en uno de los instagrammers gastronómicos de mayor influencia. La simpatía, la inmediatez y unas recetas muy sabrosas al alcance de todo el mundo son el secreto de su éxito. Su mayor aspiración es que la gente haga sus recetas y, sobre todo, que las disfrute con amigos y en familia.


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa