Gloria Morales, creadora de BALLET FIT, nos propone un completo plan de entrenamientos de ballet combinados con elementos de fitness

 


Ediciones Martínez Roca. 208 páginas

Rústica con solapas: 17,90€ Electrónico: 7,99€


Ballet Fit es una de las últimas tendencias en la práctica del deporte en el mundo. Gloria Morales, su creadorat, nos propone un completo plan de entrenamientos de ballet combinados con elementos de fitness donde se trabaja la fuerza, la coordinación, la tonificación, el equilibrio y la flexibilidad implicando todo el cuerpo. Además de quemar grasas, toxinas y liberar tensiones a través de la consciencia corporal y el crecimiento personal, la personas que lo practican consiguen una figura más armoniosa y elegante, como la de los bailarines profesionales.


Gloria Morales lleva toda la vida vinculada a la danza, tanto que con 5 años se coló en una clase de ballet. Sabía que era su vida y siendo una niña se escapó para poder bailar. Su formación como bailarina y profesora de educación física le ha permitido aunar sus dos grandes pasiones: el ballet y el fitness. "Ballet Fit es mi proyecto más personal" Durante una época Gloria no pudo dedicarse al ballet como a ella le habría gustado y entre sesiones de running empezó a estirar de una forma poco habitual, como a ella le pedía el cuerpo. Así fue viendo cómo compañeros suyos se sumaban a su forma de terminar las sesiones de entrenamiento. Algo se encendió de nuevo dentro de ella...


"Yo gritaba «¡mi vida es el baile!»."


El tiempo fue pasando y en un viaje a EEUU comprobó la gran demanda de clases de ballet para adultos que existía. Motivada por el auge del Barre, la disciplina que acerca el ballet a personas adultas sin formación previa a la danza, quiso desarrollar un plan de entrenamientos basados en ejercicios de ballet combinados con el fitness para hacer llegar a todo el mundo sus beneficios haciendo del ballet una actividad inclusiva y no exclusiva. Así nació Ballet Fit. A día de hoy, el método Ballet Fit se puede practicar en España, Italia, México y Chile, por el momento. Cuentan con más de 700 instructores formados e imparten más de 1.5000clases cada semana.


Cuando Gloria empezó a diseñar las clases de Ballet Fit, decidió dividir las clases en varias partes y diseñó sesiones de ejercicios distintos a partir de los movimientos del ballet, al ritmo de música de piano al inicio y final de la sesión, y con hits musicales en los bloques más intensos. Hoy, en una misma clase de Ballet Fit se alternan piezas de Mozart o de Bach, con canciones de Beyoncé y de Bruno Mars, haciendo que las sesiones resulten tan relajantes como dinámicas. Poco a poco, las clases fueron tomando la forma que tienen ahora: se trata de sesiones de 50 minutos (perfectas para insertar en la parrilla de actividades de cualquier gimnasio o centro de fitness), en las que se trabaja la fuerza, la coordinación, la tonificación, el equilibrio y la flexibilidad, implicando todo el cuerpo en los ejercicios cardiovasculares.


ESTRUCTURA DE UNA CLASE


Esta primera rutina se desarrolla a lo largo de 20 minutos. Se trata de preparar la musculatura del cuerpo con ejercicios de barra tradicionales del ballet clásico. Para ello, se activa la totalidad del cuerpo para calentarlo primero y poder trabajar después la flexibilidad, el equilibrio y la tonificación muscular al completo.


El segundo bloque es una rutina en la que durante 15 minutos vamos a hacer un entrenamiento potente de cardio, basado en sencillas coreografías pero muy estimulantes, para subir pulsaciones. El objetivo es trabajar la resistencia, mejorar la capacidad pulmonar y cardiovascular y favorecer la coordinación. El resultado es un ejercicio que ayuda a quemar calorías y a liberar toxinas y grasas acumuladas. ¡Y siempre al ritmo de los hits más pegadizos! Este bloque, al ser el más artístico, permite que nos expresemos a través de los movimientos más elegantes del ballet.


Tras el cardio, y en un bloque con una duración también de 15 minutos, haremos una serie de ejercicios inspirados en los estiramientos de ballet, yoga o pilates, todos ellos realizados sobre una esterilla. El objetivo será trabajar la musculatura interna de varias partes del cuerpo, como el core, los glúteos o los brazos. Todos los ejercicios se apoyan en técnicas de respiración, que también sirven para mejorar la flexibilidad y para adaptar el cuerpo a las necesidades del alumno.


No hay un tiempo establecido para este último bloque con el que fluimos hacia el relax. Durante unos minutos, finalizaremos y completaremos la sesión con mindfulness. Es el momento de vuelta a la calma, con el que reforzaremos nuestra actitud de gratitud y mejoraremos nuestro crecimiento personal. Durante estos minutos revisaremos con humildad el ejercicio realizado, haciendo un trabajo de introspección, favoreciendo el encuentro con uno mismo y buscando dentro el amor, la entrega, la paz y el optimismo: todos ellos pilares fundamentales de la vida para encontrar el equilibrio y vivir en plenitud.


QUIENES LO HAN PROBADO. . . OPINAN


Lorena Llegué a mi límite de peso y nunca había hecho ballet, esto me hacía pensar que ambas cosas serían una limitación, pero, al contrario, Ballet Fit está al alcance de todo el mundo, para todo tipo de cuerpos e incluso si tienes lesiones o como yo, una hernia, no te limita a hacer la disciplina.


José, crossfitero Es un tipo de entreno diferente que se sale de lo habitual y me ha gustado mucho la técnica de elongación. Los profesionales del crossfit sabemos que en la longitud del músculo también está la fuerza y es una forma de sumar a la hora de entrenar.


BENEFICIOS FÍSICOS


Alargamiento y tonificación de la musculatura. Trabajamos la musculatura interna como hacen los bailarines. Esto supone hacer trabajar músculos que no se ejercitan con otros entrenamientos. El cuerpo se torna más armonioso y elegante porque efectivamente alargamos la musculatura y crecemos en cada ejercicio.


Corrección y consciencia de la postura corporal. Uno de los mayores beneficios ya que alivia los dolores de espalda (zona lumbar y cervical) tan frecuentes en nuestro estilo de vida contemporáneo.


Flexibilidad y elasticidad. Trabajamos siempre el llegar «un poquito más lejos» cada día al estirarnos. Por eso es la actividad perfecta para complementar otros deportes que generan rigidez en la musculatura como el culturismo, crossfit, running, pesas...


Fuerza. Se trabaja intensamente el tren superior e inferior consiguiendo brazos y piernas fuertes así como un centro abdominal y lumbar consistente para sostener el resto del cuerpo. Fortalecimiento del core. El trabajo abdominal en ballet Fit está muy presente en las tres partes de la clase.


Equilibrio. Al igual que en ballet clásico, algunos de nuestros ejercicios se hacen de puntillas y con apoyo en una pierna. Esto, además de fortalecer el core, «obliga» A agudizar nuestros sentidos para mantener una postura controlada.


Aumento de la capacidad pulmonar y cardiovascular. Gracias al bloque de cardio que incluye el entrenamiento, aumentamos la resistencia, quemamos grasa y eliminamos toxinas.


BENEFICIOS PSICOLÓGICOS


Aumento de la autoestima. Las clases de Ballet Fit son progresivas. Aunque nunca hayas practicado ballet o incluso deporte, siempre hay una primera clase que podrás seguir con facilidad. Y después de esa clase, vendrá otra un poquito más difícil. Superar las propias metas que uno se pone o cumplir retos ayuda al aumento de la autoestima.


Conexión mente y cuerpo. No todos los deportes incitan a esta conexión. Ballet Fit incluye algunos ejercicios y posturas de yoga y pilates en sus coreografías, además de mantener durante los 45 minutos esa conexión activa para poder controlar las posturas. Sin la mente indicando al cuerpo cómo sostenerse no es posible el equilibro imprescindible en nuestras clases.


Disminuye el nivel de estrés. Al igual que con pilates y yoga, Ballet Fit reduce el estrés y cuida el bienestar mental. El último bloque de la clase está dedicado al entrenamiento de la mente.


RETO DE LAS CUATRO SEMANAS


Todos los instructores de Ballet Fit creen que el único camino que nos lleva a la salud es la técnica. Sin una correcta postura seguramente vamos a atrofiar nuestra musculatura. Por eso, antes de comenzar nuestro reto de cuatro semanas tenemos que tener muy clara cuál es la postura base de Ballet Fit.


SEMANA 0 Para empezar, colócate con los pies juntos y las manos encima de la barra para mejorar el equilibrio. Trata de conseguir una postura erguida. A continuación, intenta crear aire en tus vértebras y siente cómo la cintura se estrecha, como si tuvieras un corsé interno que sostiene tus vísceras y tu cilindro abdominal y lumbar. Lleva el ombligo hacia adentro, como si quisieras tocar con él tu columna vertebral. Por otro lado, mantén los hombros bajos y el cuello alargado, con la cabeza sostenida. Alarga poco a poco tus brazos a ambos lados retirando las manos de la barra. Asimismo, es fundamental que mantengas la pelvis en posición neutra y el glúteo recogido.


SEMANA 1 Esta primera semana vamos a trabajar y a interiorizar la correcta postura corporal, la fluidez y la movilidad en el entrenamiento. Durante estos siete primeros días conseguirás que tu cuerpo esté correctamente colocado y aumentarás tu movilidad desde cero. Necesitarás un punto de apoyo. Coloca las manos en la barra y desde esta posición, con los pies juntos, trata de buscar esa postura erguida de la que hemos hablado en el punto anterior. Estrecha la cintura y comprime el abdomen, como si quisieras pegar el ombligo a la columna vertebral. Tu cilindro abdominal y lumbar ha de estar sujeto, retenido y alargado. Coloca el cuello recto, los hombros relajados y los glúteos recogidos. Siente cómo tus dos nalgas se besan.


SEMANA 2 En esta semana se va a trabajar: - Movilidad - Allongé - Movilidad de la espalda. Durante esta segunda semana vamos a añadir una nueva progresión al trabajo de la primera. Vamos a trabajar los relevés, es decir, vamos a aprender a sentir el bajo de nuestros pies, los flexores de nuestros dedos.


SEMANA 3 En esta semana se va a trabajar: - Relevé inicial - Relevé con ambas piernas - Relevé con piernas estiradas. Continuamos esta tercera semana haciendo varias progresiones pero no abandonamos nuestra barra de Ballet Fit. Esta nos ayuda mucho a preservar el equilibrio y a velar por nuestra sujeción muscular. Muchas veces en Ballet Fit trabajamos solo con una mano en la barra, pero cuando somos principiantes siempre es mejor tener dos puntos de apoyo. En esta semana se va a trabajar: - Plié en primera posición - Allongé en primera posición - Pliés en segunda posición - Allongé en segunda posición


SEMANA 4 Si has llegado hasta aquí, ya no puedes rendirte. Has aumentado tu aplomo al suelo, tu fluidez y movilidad. También has interiorizado tu correcta postura corporal. Es momento de añadir entonces unas cuantas progresiones a la práctica para poder finalmente iniciarte en una clase de Ballet Fit habitual. Vamos a partir de nuevo de la segunda posición, con las piernas fuertes y estiradas, y esa sensación de querer partirnos por la mitad, es decir, de ombligo para abajo ejercemos fuerza contra el suelo y de ombligo para arriba hacia el cielo. Nos sostenemos en la barra con las dos manos, mantenemos los hombros rectos, el cuello relajado y el abdomen retenido, sostenido y alargado, como si el obligo quisiera tocar nuestra columna vertebral. Estrechamos la cintura, las nalgas se besan y nos preparamos para trabajar. En esta semana se va a trabajar: - Allongé en segunda posición - Apertura de caderas




Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa