Raquel M. Roca debuta en la literatura con LOS CHICOS PERDIDOS, primer volumen de una entretenida trilogía juvenil sobre la amistad y la búsqueda de la verdad


Ediciones Iglú. (Grupo Olé Libros). 498 páginas

Rústica: 17,31€ 16,45€


Raquel M. Roca debuta en la escritura con LOS CHICOS PERDIDOS, primer volumen de una trilogía juvenil que contiene los ingredientes necesarios para que se convierta en un verdadero éxito. La gran pasión de Raquel por aprender a llenar de vida las hojas en blanco le hizo estudiar Comunicación Audiovisual en la Universidad de Valencia. Con tan solo 26 años ha escrito diversos cortometrajes de ficción, así como una adaptación cinematográfica, y ahora esta novela, el inicio de su carrera como escritora, tarea que compagina en la actualidad con su trabajo como community manager. La lectura, los videojuegos y las noches de Netflix son las aficiones favoritas de esta joven autora con madera de escritora, apasionada de la ciencia ficción y la fantasía.


LOS CHICOS PERDIDOS es una historia iniciática, un viaje emocionante, una aventura cautivadora, y contiene un mensaje de fondo que cada lector tendrá que interpretar. Si bien la amistad es el tema central de la historia, otras cuestiones como la nostalgia, la búsqueda de la verdad y de uno mismo, así como la repercusión de nuestros propios actos, recorren las páginas de esta novela de una escritora comprometida.


No es de extrañar que lo sobrenatural planee en la trilogía cuando esta reconoce que el imaginativo mundo de La Divina Comedia le ha influido. Pero ello no la aleja de crear personajes de carne y hueso, con preocupaciones reales con las que pueda empatizar el público juvenil, a quien, de momento, pretende dirigirse con su obra. «Soy una gran defensora de la literatura juvenil como medio para afianzar la pasión por la lectura entre los más jóvenes»


La editorial Olé Libros destaca que "se siente afortunada de inaugurar el apartado juvenil de su recién estrenado sello Iglú (infantil y juvenil) con LOS CHICOS PERDIDOS (a partir de 14 años), el primer título de este mundo excitante y conmovedor que ha creado Raquel M. Roca".


Enzo D’Amico no ha atracado el segundo banco más importante de Londres. O por lo menos, eso es lo que le ha contado a la policía, incluso a pesar de que la señora del caniche ha asegurado que le vio huir del lugar con una bolsa repleta de dinero. ¿Que si tiene la mano un poco larga? Pues sí. Pero, ¿realizar un atraco de ese calibre? ¡Habría que estar majara!


Suficiente tiene Enzo con poder ver a todos los seres sobrenaturales que caminan entre los humanos escondiéndose como uno más. De hecho, bastante tiene ya con soportar a dos criaturas que solo él puede ver: Dumah, un sarcástico ángel que parece disfrutar recordándole todo lo que hace mal, y Amazarac, un demonio chiflado que se divierte sorprendiéndole con ramos de ratas disecadas.


Junto a este particular dúo, Enzo emprende la aventura de averiguar de dónde procede su don. El destino le llevará a cruzar su camino con una nueva compañera repleta de sorpresas, encauzarse en un viaje épico lleno de peligros y dar de bruces con una disputa entre deidades que lleva siglos amenazando la seguridad de los cinco Reinos.


¡Oh! Y además es la persona más mentirosa que conocerás nunca. Por lo que sí: definitivamente, Enzo cometió ese atraco.


Los chicos perdidos inaugura la colección de juvenil del nuevo sello editorial ‘Editorial Iglú’ del Grupo Editorial Olé Libros.


RAQUEL NOS HABLA DE SU LIBRO


El tópico afirma que la primera novela de un autor es la más autobiográfica de todas. ¿Tiene razón en tu caso?


Yo diría que sí. Aunque en realidad voy a ir más allá y a decirte que todo lo que he escrito desde que empecé tiene un poco de mí, pero creo que a todos los que nos lanzamos a escribir nos acaba pasando siempre. Lo interesante de “Los chicos perdidos” es que lo escribí durante un período de mi vida en el que me hacía muchas preguntas sobre a dónde iban a llevarme mis pasos y creo que eso es lo que más se palpa en la novela.


LOS CHICOS PERDIDOS nacen con voluntad de seguir vivos en un par de libros más, por lo menos. ¿Por qué una trilogía?


Porque siempre he sido muy fan de las trilogías y las sagas. De esas historias que hacen esperar un poco para que tengas tiempo de imaginarte qué vendrá después y crearte tus propias teorías. Aunque te voy a ser sincera: la historia de Enzo no iba a ser una trilogía cuando la comencé. Se iba a tratar de una historia de unas cincuenta páginas, pero… bueno, la cosa no dejó de seguir creciendo. Cuando me quise dar cuenta ya no había vuelta atrás.


Si me permites la broma, ¿cómo y dónde nacen los chicos antes de perderse?


¿Literal o figuradamente? Jajajaja. Los protagonistas son, en su mayoría, italianos. Enzo nació en Venecia. No solo el personaje, sino la historia en sí. Yo andaba buscando un nuevo protagonista para mis historias que me emocionara y se me ocurrió durante un viaje a Venecia con mi familia. Lo demás ya vino de dejar crecer la idea y que fuera cobrando vida poco a poco.


Iglú asegura que tu novela "es una historia iniciática, un viaje emocionante, una aventura cautivadora, y contiene un mensaje de fondo que cada lector tendrá que interpretar. ¿Lo importante de un viaje es llegar o lo que pasa durante el camino?


Para mí lo importante siempre será lo que nos encontremos por el camino, aunque nunca está de más llegar a un final que nos deje con buen sabor de boca. Cuando escribo siempre procuro cuidar las dos partes, porque está claro que si un lector se encuentra una historia con la que no conecta es posible que la abandone a mitad y nunca llegue a ver cómo acaba. A mí como lectora me ha llegado a pasar.




Inauguras un sello editorial que nace con vocación de dirigirse a los jóvenes. ¿Crees que la literatura tiene apellidos? ¿Hay libros específicos para jóvenes, para adultos, para mujeres, de terror, género negro, novela rosa, etc.......?


Sí que es verdad que todos tenemos preferencias sobre lo que nos gusta leer y que habrá lecturas que quizá no sean recomendables a ciertas edades, pero precisamente lo bonito de leer es que los textos se escriben para que los consuma quien quiera hacerlo. Hay muchos prejuicios sobre lo que debería leer cada tipo de persona que no estaría de más dejar atrás. Clasificar un libro como un género u otro está hecho para que puedas encontrar más rápido un título de una temática concreta, no para que automáticamente rechaces toda una categoría porque “no es para ti”. Pues claro que lo es, si tú quieres. Al menos así es como lo veo yo y como pienso que debería verlo la gente. Normalicemos que cualquiera pueda leer y escribir lo que le dé la real gana. Que no nos limiten este tipo de cosas, por favor.

Enzo D´Amico, el protagonista de LOS CHICOS PERDIDOS, "es un chico huérfano italiano que puede ver cualquier ser, monstruo o deidad que le rodea". ¿La magia es necesaria para vivir?


Siempre está bien que haya un poquito de magia en nuestro día a día. En el caso de Enzo es literal y vamos a poder ver lo que eso significa para él. Veremos mucho sobre su forma de ver la vida, de sentir y de seguir adelante. Y creo que esto es algo con lo que todos podemos conectar en mayor o menor medida. Aunque a nosotros no nos haga falta la magia, siempre acabamos acercándonos a ella de una manera u otra. ¿Para qué leemos, sino?


Por cierto si fuera posible establecer porcentajes, ¿cómo estarían la imaginación y la documentación?


Difícil de contestar. Te voy a decir un setenta por ciento la imaginación y un treinta la documentación. Muchas localizaciones y criaturas existen en nuestro mundo. Miré muchos mapas, establecí recorridos, conté horas de viaje, vi ciertas películas o tomé notas de otros tantos libros, investigué sobre la tradición judeocristiana y sobre mitos y leyendas de otras religiones y culturas… Pero sí que es verdad que les añadí, quité y modifiqué muchas cosas para que el lector no supiera exactamente por dónde iban los tiros. Ahí es donde entraba en juego la imaginación y es donde reside el corazón de la historia.


La última. ¿Qué te importa más: Qué historia cuentas o cómo la cuentas?


Las dos son muy importantes y esenciales para atrapar al lector. Siempre intento cuidar ambas partes, son necesarias y no me sentiría cómoda procurándole más cariño a una que a otra.


Sobre la autora


Raquel M. Roca pasó toda su infancia soñando con escribir y se lanzó a probar suerte durante la adolescencia. Su gran pasión por aprender a llenar de vida las páginas la llevó a estudiar Comunicación Audiovisual en la Universidad de Valencia. Ha escrito diversos cortometrajes de ficción y realizó una adaptación cinematográfica como trabajo final de grado.


Siempre con un bloc de notas bajo el brazo, la cabeza en las nubes y una historia que contar, Raquel es una apasionada de la ciencia ficción y la fantasía. Con su primera novela Los chicos perdidos cubre la necesidad de vaciarse de unos personajes cada vez más desatados en su imaginación que fueron los que terminaron dirigiendo la orquesta.


Actualmente se gana la vida como Community manager, pero es una gran apasionada de la lectura, los videojuegos, las tardes de terraceo, la comida italiana y las noches de Netflix. Si quieres conocerla más puedes seguirla en redes sociales como:



 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa