Isabel San Sebastián publica su proyecto más ambicioso: LAS CAMPANAS DE SANTIAGO, la apasionante aventura que forjó la España moderna

 

Editorial Plaza&Janés: 464 páginas

Tapa dura con sobrecubierta: 22,90€ Electrónico: 10,99€


Isabel San Sebastián, la autora de novela histórica más leída de nuestro país, regresa con su proyecto más ambicioso: una aventura medieval, épica y emocionante, que narra el episodio históricamente documentado del saqueo de las campanas de la basílica de Santiago por parte de Almanzor, un acontecimiento determinante en la Reconquista, la epopeya secular que forjó la España moderna


Compostela, año 997 de Nuestro Señor. Almanzor, el Azote de Dios, se dispone a destruir la ciudad del apóstol Santiago, faro de la Cristiandad hispana y destino de un camino de peregrinación secular. En medio de la confusión, Tiago, un humilde herrero, se separa de su mujer, Mencía, embarazada de una criatura. Ella consigue huir. Él es capturado y forzado a cargar junto con otros prisioneros las campanas de la basílica hasta Córdoba en un viaje plagado de peligros. Comienza así una aventura trepidante que obligará a Mencía a luchar por sobrevivir mientras Tiago intenta desesperadamente regresar a su lado.


Plaza&Janés afirma que LAS CAMPANAS DE SANTIAGO narra "la apasionante aventura que forjó la España moderna, la Reconquista". Si es así, ¿supone este libro el proyecto más ambicioso de Isabel San Sebastián?


En realidad, supone el principio o la continuación de un proyecto ambicioso, porque me he propuesto relatar el conjunto de esa formidable epopeya secular que fue la Reconquista. En varias novelas anteriores hablé de sus arranques (Astur, la Visigoda, La Peregrina) y su vertiente aragonesa (Imperator, Un Reino Lejano). Con las Campanas de Santiago doy comienzo a una trilogía que recorrerá los siglos cruciales de esa magna empresa a través de la historia de esas campanas, robadas a la basílica de Santiago, en Compostela, llevadas hasta Córdoba a hombros de cautivos cristianos y, con el correr de los siglos, devueltas a su legítimo propietario. De momento, he relatado ese viaje terrorífico desde Compostela a Córdoba, aunque la novela es mucho más. Es una historia de aventuras, amor, lealtad, supervivencia, heroismo y también traición en el escenario mágico de la España del primer milenio, sometida a un enfrentamiento brutal entre musulmanes y cristianos.


LAS CAMPANAS DE SANTIAGO nos meten de lleno en el ya lejano año 997. Los protagonistas de la historia no saben qué les va a pasar pero la autora sí: ¿Cómo consigues contar estos hechos sin caer en la tentación de explicarlos con la perspectiva que nos da los más de mil años transcurridos?


Porque en eso consiste la novela histórica. Del mismo modo que no incluyes en el siglo X vehículos a motor o relojes de pulsera, tampoco puedes atribuir a tus personajes reacciones, emociones o pensamientos propios del siglo XXI. Por ejemplo, en la Alta Edad Media no existía el ateismo o el agnosticismo. Existían distintas religiones y paganismo, pero Dios, o los dioses, eran el referente de todas las cosas. Tampoco existía el concepto “derechos humanos”. A cambio, el honor, la valentía y la palabra eran valores sagrados, hoy objeto de desprecio, cuando no de burla.


Entremezclar personajes reales con otros ficticios y combinar hechos documentados con la imaginación del autor, supongo que son instrumentos necesarios para que el lector se meta de lleno en la historia.


Sí, esa es mi forma de construir una Máquina del Tiempo en la que embarco al lector con el fin de llevarlo a vivir conmigo una aventura trepidante. La Historia con mayúscula me brinda el escenario y el contexto en el que transcurre la historia con minúscula. Los personajes y las tramas de ficción sostienen la intriga, la emoción, el aliciente necesario para que quien se meta en el relto no quiera dejarlo hasta descubrir cómo acaba.


LAS CAMPANAS DE SANTIAGO nos habla de una historia real, verídica, pero también de amor, esperanza, voluntad… la vida, al fin y al cabo.


Exacto. Es una historia dentro de la Historia. Una historia protagonizada por una joven pareja de gente común, como cualquiera de nosotros, que se ve arrastrada por los acontecimientos a un destino terrible. Ni Tiago ni Mencía pueden cambiar esos acontecimientos (la aceifa de Almanzor, la división de los cristianos, las luchas por el poder, el cautiverio, el hambre, etc), pero sí está en su mano decidir cómo afrontan esas pruebas a las que les somete la vida. En eso consiste su libertad. La de cualquiera de nosotros, en realidad, tanto entonces como ahora. Cada uno escoge el modo en que afronta su destino.


Si me permites la broma, a partir de este libro descubriremos en España que Almanzor era algo más que aquel caudillo árabe que "perdió el tambor en Calatañazor".


Jaja, lo cierto es que eso no ocurrió. De hecho, Almanzor nunca fue derrotado en combate. En Catalañazor le costó un poco más ganar, pero acabó venciendo. La novela cuenta cómo llevó Al Ándalus, y en particular Córdoba, a su momento de máximo esplendor, a costa de infligir un sufrimiento brutal a los territorios cristianos del norte. Cuenta las luces y sombras de ese caudillo deslumbrante en sus luces y tenebrosos en sus sombras, conocido entre los suyos como “el Victorioso” y entre los cristianos como “el azote de Dios”. Un personaje fascinante.


Descubriremos también que la Córdoba califal era una ciudad única y fascinante.


Lo era. Más de 500.000 habitantes, incontables palacios, baños en cada barrio, mercados, jardines, mezquitas... Sólo Constantinopla podía rivalizar con ella. Pero a qué precio...


Y que en la costa asturiana, tierra tan grata a la autora, era posible encontrarse “aldeas habitadas por vikingos llegados de Escandinavia"


En ese tiempo se produjeron abundantes incursiones vikingas en el litoral cantábrico y también más al sur. Los normandos o varegos, como se les llamaba entonces, llegaron a las puertas de Sevilla. Trataron incluso de saquear Santiago, aunque no lo consigueron. Algunas leyendas locales hablan de poblados fundados por expediciones perdidas y en una de ellas me he inspirado para recrear el origen de “la villa del saín”, mi querida Cudillero: una de las villas marineras más bonitas de España.



ASPECTOS DESTACADOS DE LA NOVELA


LAS CAMPANAS DE SANTIAGO se centra en el momento más duro de la Reconquista, cuando la ciudad de Santiago de Compostela fue destruida por las huestes de Almanzor. El caudillo andalusí saqueó la ciudad y se llevó hasta Córdoba las campanas de la basílica dedicada al apóstol, a hombros de cautivos cristianos. Los protagonistas de la novelas son Tiago y Mencía, gentes sencillas víctimas de una guerra brutal, dispuestas sin embargo a todo para mantener la esperanza en una época  terriblemente turbulenta. Su resistencia heroica frente al invencible Almanzor será la fuerza que mantenga viva la llama de la Reconquista en su momento más difícil, cuando el poderío cordobés parece no tener rival en todo el mundo. Isabel San Sebastián logra poner al lector en la piel de sus personajes y hace que estos resulten cercanos y comprensibles a pesar de la brecha temporal que le separa de ellos. Los temas que manejan sus historias son imperecederos: el amor, la esperanza, la fuerza de voluntad… Esta historia puede leerse no solo como un retrato veraz de un momento histórico, sino también como un apasionante relato de aventuras que seduce al lector desde la primera página hasta la última


ALMANZOR, EL GRAN CAUDILLO


Es, quizá, uno de los personajes de la Historia de España menos conocidos por el gran público. Sus contemporáneos musulmanes  lo apodaron “el Victorioso”, mientras en los reinos cristianos lo consideraban “el azote de Dios” por la crueldad y frecuencia de sus ataques. Político extraordinariamente hábil, ascendió de modesto escribano a canciller del califa y soberano de facto, y astuto estratega invicto en el campo de batalla. Desde su fastuoso palacio de Medina Alzahira gobernó Córdoba reduciendo al califa a mero títere de su inagotable sed de poder. Sus aceifas (incursiones armadas) causaron terror Entre los reinos y condados cristianos: navarros, leoneses, catalanes... Todos ellos sufrieron los ataques de Almanzor sin poder nunca vencerlo en batalla. Su más sonado triunfo contra los cristianos fue en el 997, cuando asaltó Santiago de Compostela y se llevó sus campanas a Córdoba, donde fueron fundidas y su bronce utilizado para forjar lámparas de aceite para el interior de la Gran Mezquita. Almanzor es un personaje principal en la novela, el eje alrededor del cual giran los destinos de los protagonistas. La trama muestra la fascinante y enigmática personalidad del caudillo andalusí y desarrolla una de sus célebres aceifas. También cuenta el sufrimiento del cristiano Tiago, protagonista de la historia, y el destino al que es sometido por Almanzor: forjar con el bronce de las campanas de Santiago las lámparas de la Gran Mezquita


UN ESCENARIO ÚNICO


Gran parte de la historia de Tiago transcurre en la Córdoba califal, una ciudad única y fascinante. En el siglo X Córdoba era, junto a Constantinopla, la ciudad más espléndida de Europa: tenía más de 500.000 habitantes y era un faro político y cultural de islam, con una biblioteca que albergaba más de 40.000 libros. Sus calles gozaban de alcantarillado y alumbrado públicos y estaban jalonadas de lujosas mezquitas y palacios, como Medina Azahara, la residencia califal, o Medina Alzahira (lugar donde residía Almanzor). La lectura de Las campanas de Santiago es un viaje a través del tiempo hacia una ciudad única, donde la autora describe con enorme viveza sus secretos, sus tesoros, sus sonidos, sus calles y sus gentes.



TIERRA DE VIKINGOS


Además de Córdoba, la novela lleva a conocer otros fascinantes escenarios de la época. El relato de Mencía, esposa de Tiago, se desarrolla por la costa asturiana, una tierra donde, en el siglo X, era posible encontrarse con “aldeas habitadas por vikingos llegados de Escandinavia, escenarios que la autora aprovecha para que cobren vida algunas leyendas locales. La presencia de los vikingos en el norte de España está demostrada por documentos históricos, y sus incursiones fueron continuas y, a menudo, muy violentas; aunque también llegaron a fundar aldeas y poblados permanentes. Entre estos rudos marineros del norte Mencía hallará refugio, aunque tendrá que adaptarse a sus extrañas costumbres y creencias. También desarrolla cómo pensaban, cómo vivían y cómo se integraron en nuestra Historia aquellos vikingos que, venidos de tierras lejanas, decidieron hacer de las costas españolas su nuevo hogar. Además, Mencía tendrá oportunidad de conocer otros importantes enclaves históricos de la región como el castillo de Gauzón, antigua fortaleza de los reyes de Asturias.


Sobre la autora


Isabel San Sebastián (Chile, 1959) es periodista todoterreno. Ha trabajado en prensa (ABC, El Mundo), radio (Cadena SER, Onda Cero, RNE, COPE, ABC Punto Radio) y televisión (TVE, Antena 3, Telecinco, Telemadrid y 13TV), actividades a las que roba tiempo para dedicarse a su pasión de escribir. Autora de diversos ensayos, ha publicado en La Esfera de los Libros La visigoda (2007, Premio Ciudad de Cartagena), Astur (2008) e Imperator (2010). Sus últimas novelas, Un reino lejano (2012), La mujer del diplomático (2014), Lo último que verán tus ojos (2016) y La peregrina (2018) las ha editado Plaza & Janés. Todas ellas han gozado de gran éxito, superando los 450.000 ejemplares vendidos.





Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa