Irene Villa, una mujer admirable, nos enseña en LOS OCHOMILES DE LA VIDA cómo afrontar los retos que cada día nos presenta la vida




Editorial Espasa: 264 páginas

Rústica con solapas: 19,90€ Electrónico: 8,99€


Irene Villa es un referente en España: psicóloga, escritora y conferenciante, es una mujer que se ha reinventado con éxito varias veces, y el mejor ejemplo de que el positivismo y la actitud vital son fundamentales a la hora de enfrentarse a los retos que nos depara la vida, por duros o durísimos que estos sean. En este libro, a partir de su propia experiencia, y con un estilo desenfadado y muy personal, ofrece sus recomendaciones para ser capaces de superar las dificultades de forma que, en vez de en obstáculos, se conviertan en oportunidades para el crecimiento personal.


LOS OCHOMILES DE LA VIDA, de Irene Villa, es un homenaje a la resiliencia: la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades y la habilidad que nos mantiene a flote en medio de la tormenta. Este libro nos ofrece un canto al gran don de perdonar. Para su autora, el perdón aparece como un camino hacia la liberación, brindándonos la oportunidad de empezar de cero, sin lastres ni rencores que supongan un freno a nuestra vida.


Irene Villa combina la experiencia personal con las reflexiones de personajes que la han marcado, y lo matiza con consejos prácticos para que el lector pueda iniciar su propia aventura personal. La reciente y terrible experiencia con el COVID 19 le sirve también para demostrarnos que, incluso de las circunstancias más duras, en las que todo parece escapar de nuestro control, podemos obtener valiosas experiencias con las que cambiar, a mejor, el rumbo de nuestra vida.


Irene Villa es un referente en España: psicóloga, escritora y conferenciante, es una mujer que se ha reinventado con éxito varias veces, y el mejor ejemplo de que el positivismo y la actitud vital son fundamentales a la hora de enfrentarse a los retos que nos depara la vida, por duros o durísimos que estos sean.


En este libro, a partir de su propia experiencia, y con un estilo muy personal, ofrece sus recomendaciones para ser capaces de superar las dificultades de forma que, en vez de en obstáculos, se conviertan en oportunidades para el crecimiento personal.


Una nota de la autora


Me parece increíble, pero ya han pasado quince años desde que escribí Saber que se puede, mi primer libro. Ahora aquí, sentada frente al mar, quiero compartir con vosotros todo aquello que he seguido aprendiendo desde entonces, lo que el tiempo me ha ido prestando, las huellas de la piel, lo que aprendí gracias a los aciertos y, sobre todo, a los errores.


Ha sido necesario dejar pasar el tiempo, ¡el maravilloso tiempo!, para llenarme de nuevo, con ese cúmulo de cambios, desafíos, derrotas que vamos sumando por el camino y que suponen el crecimiento espiritual. Hoy encajan más las piezas de este puzle inacabado que es la vida. Hoy os puedo contar que me siento más entera, feliz y segura que hace quince años.


Desde que escribí Saber que se puede deseaba una segunda parte, pero había que llegar a ella de verdad. Había antes que vivir ese tiempo, transitarlo, incluso sufrirlo, para tener claros todos los episodios previos para que nuestro encuentro mereciera la pena. Por eso me siento feliz y agradecida.


Así que aquí estoy, volcada tres lustros después en estas letras. Una detrás de otra y con el corazón. Me tenéis en vuestras manos. No han faltado ni alegrías ni tristezas en este ciclo vital, marcado por desafíos y retos. He tenido que dar una vuelta de tuerca más para volver a comprender el poder y la determinación de tres palabras mágicas: perdona, agradece y confía. Y me sorprende que, tan amante de los números, las fechas y las casualidades como soy, sea precisamente con cuarenta años cuando siento que mi vida vuelve a comenzar de cero.


El decálogo de la vida que presenta Irene Villa tiene estos puntos:


    1.Confía en ti mismo. Aunque si primero alguien confía en ti es más fácil, también, que se puede lograr sin ese empujoncito. La autoconfianza es el inicio de los sueños que parecen más inalcanzables.

    2. Aunque te digan que no puedes, ¡ni caso! Precisamente eso me sirvió de acicate para lanzarme a hacer cosas que ni soñé y demostrar que sí podía.

    3. Mira al frente, ten valor y jamás te rindas. Siempre se puede dar la vuelta a todo y hacer una fortaleza de nuestra debilidad.

    4. La única derrota es el desaliento. Lo único capaz de frenarnos es la falta de fe. La esperanza nos empodera e impulsa de una forma sorprendente.

    5. El esfuerzo. Siempre se puede dar más de uno mismo, y cuando la motivación flaquea haciendo que cueste mucho más esforzarse, piensa: si ellos pueden… Yo, ¿por qué no?

    6. Sin disciplina vamos como un barco a la deriva. Esfuerzo sin disciplina es un gasto de energía en vano, como dice Carlos Cortez: «Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso».

    7. La humildad es fundamental porque denota buena autoestima, seguridad, conocer nuestras limitaciones y asumirlas sin complejos. La clave está en aprender de los errores y crecer sin vanaglorias.

    8. La paciencia tiene un secreto: el dolor es pasajero, pero la recompensa es para siempre. ¿Compensa o no compensa ser paciente?

    9. La perseverancia es la virtud que hace que todas las demás virtudes den sus frutos: es fundamental para superar experiencias menos fáciles y para reconfirmar que, si somos constantes, todo llega.

    10. La vida es un eterno aprendizaje y aquí hemos venido a aprender, a crecer y, aunque haya etapas de tregua, hay que estar alerta a lo que la vida, la gran maestra, quiere enseñarnos. Y con nuestra mejor actitud.

    LA VIDA ES UNA OPORTUNIDAD, APROVÉCHALA

    Recogimiento versus aislamiento ● Renacer: la gran oportunidad ● Kindfulness ● La vía del aprendizaje ● El poder de relativizar ● La gran lección

    Oportunidad es una de las palabras favoritas de Irene Villa. La vida le ha brindado varias y nos habla de ellas. La primera fue en 1991, cuando una bomba estuvo a punto de matarla y perdió las dos piernas. Años después superó otras crisis que la pusieron a prueba: en 2006, una infección; en 2008, un grave accidente de esquí… y en 2020, como todos nosotros, los efectos del COVID 19.

    LA VIDA ES AMOR, DISFRÚTALO

    Compañero de vida ● El inesperado divorcio ● Superar el duelo ● El amor es el antídoto del miedo

    El amor ha sido, sin duda, uno de los elementos que ayudaron a la autora a superar obstáculos. Pero más allá del amor de los demás hacia nosotros, asegura, emerge otra forma de amor relevante: la autoestima. Cuando vivimos llenos de amor, nos sentimos blindados, protegidos, puesto que es el ingrediente vital para evitar las consecuencias negativas de los conflictos. 3.

    LA VIDA ES DOLOR, ABRÁZALO

    ¿Puede más una bacteria que una bomba? ● La vida nos para en el momento más inesperado ● Ten confianza ● Es peor el miedo a sufrir que el propio sufrimiento ● El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional ● Perder a tu alma gemela ● Perder a mamá ● Perder a un hijo

    La relación más larga que ha mantenido Irene Villa ha sido con el dolor: el dolor por perder sus piernas, el dolor por las diversas operaciones posteriores, el dolor cuando una bacteria amenazó su vida, el dolor por las vidas truncadas… El dolor forma parte de su vida, nos dice, pero no ha logrado borrarle la sonrisa, porque ha estado unido a los cambios más importantes de su existencia.

    LA VIDA ES UN RETO, AFRÓNTALO

    Sigue nadando, el leitmotiv de la vida ● El deporte: la vida fluye ● No pain, no gain ● Mira bien de quién te rodeas: será la clave de tu camino ● Creer es crear: la llave mágica ● La experiencia única de viajar

    En el juego con sus hijos, la autora descubrió una faceta de su personalidad que había mantenido oculta: la competitividad. El esquí le ayudó a moldearla. La práctica del deporte se convierte en una necesidad para mejorar la calidad de vida cuando hay una discapacidad. Además de los beneficios físicos, aporta mejoras emocionales al compartirlo con personas con los mismos desafíos. 5

    LA VIDA ES UN HIMNO, CÁNTALO

    Color esperanza ● Seguiré sanando al mundo ● Himno para reflexionar sobre uno ● No quiero más dramas

    Comienza este capítulo con el recuerdo de los viajes de Irene y su hermana por toda España en el taxi de su padre. Introduce términos que, de una forma u otra, se relacionan con las emociones internas y la plenitud, como el Kama muta y el mindfulness. A ella, el esquí es capaz de conmoverla, y la música y el humor la han salvado en más de una ocasión. Salirse de lo convencional es muy sano.

    LA VIDA SON LOS DEMÁS, ÁMALOS

    El maravilloso derecho a las caricias ● Respeto y diversidad ● Liderar es servir ● El perdón es el camino ● Cuidarnos. Evitar el suicidio ● Los vicios de las relaciones ● Las virtudes de las relaciones

    Hay personas que entran en nuestras vidas y se convierten en un pilar fundamental. Por eso nos presenta a algunas muy importante para ella. Nos habla de la familia y de los amigos que vamos haciendo en nuestros distintos ámbitos personales y profesionales; de las cosas buenas que nos aportan y de los comportamientos de los que nos debemos cuidar.

    LA VIDA ES UN MISTERIO, DESVÉLALO

    Vivir cada etapa ● Fuera complejos ● Misterio desvelado: no necesitas ser perfecto, sino feliz

    A partir de una aventura en grupo, recorrer parte del Camino de Santiago, Irene Villa nos invita a encontrarnos con nosotros mismos. Debemos desvelar los misterios de la vida y transitar, sin atajos, por sus distintas etapas. Nos advierte, también, sobre los complejos, en tanto que coartadores de nuestra libertad.

    VIDA ES FRACASO, NO TE DETENGAS

    Sé asertivo y reconcíliate contigo ● La actitud te salva ● El mayor fracaso: fallarte a ti ● Las adicciones ● ¡Y perseverar! ● La ira ● Antídotos contra el fracaso

    Aunque la palabra «fracaso» no le gusta, Irene Villa nos recuerda que un fracaso no tiene por qué significar el final de un proyecto vital. Cree que se aprende mucho más de los llamados fracasos que de los éxitos. El aprendizaje que nos deja una metedura de pata puede durar toda la vida. Para ella, el mayor fracaso es querer ayudar y no poder hacerlo.

    LA VIDA ES UN SUEÑO, HAZLO REALIDAD

    Libera y comparte tu esencia ● Metas ● Si visualizas, materializas ● La ley del espejo

    Un buen planteamiento de vida consiste en no obsesionarnos con las cosas que queremos hacer, que queremos conseguir. Sin embargo, de la misma forma que cuando se tiene un porqué se encuentra siempre un cómo, quien no tiene un sueño, una meta que alcanzar, corre el riesgo de que otros decidan por él y acabe viviendo una vida que no es la suya.

    LA VIDA ES VIDA, DEFIÉNDELA

    Maternidad, la aventura mayúscula ● Hijos del corazón ● Defender a la infancia ● El conflicto de la eutanasia ● Mapa del tesoro vital

    La muerte de un ser querido durante la pandemia le sugiere a Irene Villa el capítulo más comprometido del libro, por cuanto toca temas sensibles que, como sucede con la eutanasia, provocan un acalorado debate en nuestra sociedad. Aborda también una de sus pasiones, la maternidad, sobre la que reflexiona exponiendo sus sentimientos más profundos.


Sobre la autora


IRENE VILLA (Madrid, 1978) es licenciada en Comunicación Audiovisual, Humanidades y Psicología. Desde que su madre y ella sufrieron un brutal atentado en 1991, su vida ha estado orientada a ayudar a quienes tienen que superar cualquier barrera. En 2014 creó la Fundación Irene Villa para favorecer la educación, el deporte y la integración laboral de personas con discapacidad. En la actualidad, trabaja como escritora, conferenciante, transmisora de valores y periodista de opinión en prensa, radio y televisión. Colabora con varias organizaciones que defienden la libertad, la paz y los derechos de los más desfavorecidos. Los ochomiles de la vida es su sexto libro. Desde 2007 forma parte del equipo de Esquí Alpino Adaptado de la Fundación También, con el que ha ganado numerosas medallas. Ha recibido destacados premios y galardones, entre ellos, el Premio Niños de Europa (Londres, 1992), el Micrófono de Plata por su libro Saber que se puede (2005) y la Antena de Oro (2012). Ha sido candidata al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia y a los Premios de la Victoria (Washington).

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa