Juan del Val gana el Premio Primavera con CANDELA, una novela que desvela que, de vez en cuando, como en la vida misma, todo empieza de nuevo


Editorial Espasa. 254 páginas
Tapa dura con sobrecubierta: 19,99€ Electrónico: 12,99€

El jurado destacó de esta crónica urbana en clave de tragicomedia, su sentido del humor, su frescura narrativa y su friso de personajes pegados a la realidad, lleno de renuncias y anhelos.

Candela es una mujer de cuarenta y pocos años con una vida normal, acostumbrada a la soledad, enormemente observadora y con un ácido sentido del humor. Sus días
transcurren sin grandes sobresaltos mientras trabaja de camarera en el bar que regenta junto a su abuela y a su madre tuerta. Un bar de barrio por el que, a través de sus clientes, pasa la vida entera.

Candela deberá alumbrar cualquier penumbra, incluso esa que vuelve desde el pasado que creía olvidado. Juan del Val construye, con una veracidad descarnada y un sentido del humor en ocasiones desternillante, el retrato de una mujer única.

Juan del Val es un escritor que se arriesga en sus novelas. Suele desnudar sus
sentimientos y compone sus personajes desde las emociones, por eso muestran un
sorprendente volumen psicológico. A menudo ha hablado de la fascinación que siente
por las mujeres, una atracción que le ha llevado a redactar esta novela en primera
persona, con una protagonista y narradora femenina.

Y asume más riesgos. No se limita a relatarnos el día a día de Candela, sino que nos la muestra desde el interior, desde sus pensamientos, sensaciones, miedos y anhelos, y la enmarca en un universo esencialmente femenino. Juan del Val demuestra su madurez como creador moviéndose con soltura en un terreno difícil, abordando desde la ironía y, en ocasiones, desde el humor descacharrante cuestiones muy serias y situaciones de una gran dureza emocional.

Cuenta CANDELA que tiene "cuarenta y dos años. Como han leído en la página anterior, tengo también estrías, celulitis y una perra fea que se llama Chelo. No recuerdo ni un solo momento desde que cumplí los trece años en el que no haya estado a régimen.
De niña era muy guapa, además de graciosa. Contaba chistes, cantaba copla, recitaba
poesías y bailaba con desparpajo. Mi familia tenía muchas esperanzas puestas en mí
como artista, especialmente mi abuela, que llegaba a emocionarse a lágrima viva
cuando le entonaba Suspiros de España. Luego se quedó en nada.
Las tres mujeres de la familia somos de culo ancho y las tres hemos tenido una suerte
muy mala con los hombres. Por fortuna, mi padre desapareció pronto de mi vida:
además de un maltratador, era, por lo que se ve, un imbécil de mucho cuidado.
Hace un par de años me independicé. Hasta aquel momento vivía con mi madre y mi
abuela; aunque, como me fui al portal de al lado, me paso más tiempo en su casa que en la mía. En el restaurante soy la encargada de tomar nota a las mesas y de servir los platos. Estudié hasta tercero de la carrera de Derecho. Debería haberla termin también las ganas de vivir. Él era mi novio desde el primer curso de carrera,
hasta que un día después de clase me dijo que quería dejarlo porque yo no lemotivaba
sexualmente.
Es posible que llevara razón, porque para mí el sexo nunca había sido una prioridad y
con él todavía menos. De eso me di cuenta después de que lo nuestro acabara, pero es
que Roberto era un amante pésimo. Cuando me dejó, me limité a llorar.
Desde entonces no he vuelto a mantener ninguna relación estable. He tenido cinco
amantes —contando a Roberto y a Matías— y ninguno ha sido demasiado bueno. Mi
vida sexual es, seguramente, la parte más mediocre de mi vida en general. Disfruto
más sola. Me tengo el punto cogido y algunas noches si me excito, me toco y en pocos minutos acabo".

Sobre el autor

JUAN DEL VAL (Madrid, 1970) ha trabajado en varios periódicos, revistas, en radio y en televisión. Guionista, director, presentador y productor, empezó a ganarse la vida en varias obras (de construcción, no de teatro). Entre otros medios, ha trabajado
en Radio Nacional de España, Televisión Española, Canal 9 y Telecinco. Durante cuatro años dirigió Lo mejor que te puede pasar, de Melodía FM. Actualmente
colabora con Carlos Alsina en Onda Cero y es guionista en El Hormiguero.
Junto a Nuria Roca, ha firmado Para Ana, de tu muerto y Lo inevitable del amor. En
2017 publicó su primera novela en solitario, Parece mentira.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa