Marcelo Luján gana el Premio Ribera del Duero con LA CLARIDAD, "unos cuentos de factura impecable que invitan a una experiencia de lectura no exenta de una gustosa perversión"


Editorial Páginas de Espuma. 176 páginas
Rústica con solapas: 17,00€ Electrónico: 5,90€

Los seis cuentos que constituyen LA CLARIDAD -título de Marcelo Luján que mereció el IV PREMIO RIBERA DEL DUERO- anuncian todo lo que deseamos y no alcanzamos, los miedos y los arrebatos, el amor y la traición y los pequeñísimos instantes de dicha. El brillo de la claridad es más brillo cuando se contempla desde la oscuridad. Y es, precisamente, desde ese amplio parámetro de la negrura, donde un particular y resuelto manejo del lenguaje, de la voz narrativa y de los registros, logra crear personajes libres o condenados, siempre eternos, en unas historias inesperadas, extraordinarias, violentas y terrenales que se combinan para mostrarnos el lado más afilado de la belleza.

El jurado, del que formaron parte los escritores Óscar Esquivias, Clara Obligado y presidido por Fernando Aramburu, otorgó el premio por unanimidad, y resaltó la minuciosidad narrativa y la mirada perturbadora de Marcelo Luján, proyectadas en un libro muy persuasivo, que pone de manifiesto un cuestionamiento del idioma y una poética del desarraigo.

Hablamos con Marcelo Luján para, en primer lugar, felicitarle por el Premio. ¿Da vértigo el enterarse, sube el ego, se agradece por otros motivos, cualquier otra emoción,.......?

Es una alegría muy grande desde lo personal porque uno de repente se para y dice: ‘valió la pena el esfuerzo‘. “La claridad” es un libro al que dediqué muchos años de trabajo, algo que no es tan habitual en colección de cuentos. Pero sentía esa necesidad y aparqué todos los proyectos y solo me centré en esto. Por supuesto, un galardón de esta magnitud te emociona porque en el palmarés del premio hay grandes autoras y autores. Pero lo más importante es la visibilidad ante el lector. Escribimos para que nos lean y este libro tendrá más oportunidades de llegar. Después, uno ya no puede hacer más nada y el texto se tiene que defender solito.

Fernando Aramburu dice que "estos cinco cuentos de Marcelo Luján, de factura impecable, invitan a una experiencia de lectura no exenta de una gustosa perversión, al inquietarnos con unas historias que dentro de la literatura resultan placenteras, intensas, fascinantes, mientras que trasladadas a nuestra vida serían para echarse a correr". No está nada mal como tarjeta de presentación.................

Sí, es un piropo enorme de un escritor enorme. Y uno queda un poco aturdido ante semejante afirmación. Además, creo que esa cita contiene un elemento maravilloso para mí y es la posición de lector que asume Fernando Aramburu: lo que dice lo dice como receptor. El mecanismo comunicacional (emisor-mensaje-receptor) es la clave para comprobar si todo el proceso está funcionando. Y como emisor, no puedo estar más contento al ver declaraciones así. Algo ha salido bien.

Es la primera vez que hablamos y la pregunta resulta obligada: ¿Por qué escribes?

Escribo porque es lo que me gusta hacer y porque mucho me temo que es lo que se me da menos mal. Escribo porque escribiendo me siento libre. En cualquier caso, poder hacer lo que a uno lo apasiona es el logro más grande al que puede aspirar un ser humano. Además, la ficción es una herramienta valiosa para abordar nuestra humilde visión del mundo que nos rodea. No sé que sería de mi vida si no pudiese contar historias pero contándolas alcanzo, de vez en cuando, la felicidad.

Cuentos, novelas, poesía, ........ ¿al final es lo mismo porque lo importante es comunicar o cada formato tiene su propia y particular forma de expresión?

Debo aclarar que no escribo poesía; solo una forma híbrida y despreocupada de transmisión que es la prosa poética. En tanto cuento y novela, solo son géneros narrativos que surgen a partir de lo más importante: la historia que quiero contar. La historia que tenemos dentro y que pugna por salir a través del texto es lo que tiene que decretarlo todo. Nunca pongo por delante el género narrativo y mucho menos el género literario. Me parece uno de los errores más graves como creador. Primero está la historia y todas las decisiones técnicas deben aparecer en segunda instancia. El acierto en estas decisiones determinará la correcta transmisión de la historia, nada menos.

Son seis los cuentos que conforman el libro LA CLARIDAD, porque en la edición final se añadió "Más oscuro que tu luz" a los cinco cuentos del manuscrito presentado inicialmente al Premio. ¿Estaba previsto así desde el principio? ¿Tienen alguna uniformidad? ¿Son claramente independientes?

Más oscuro que tu luz” es un cuento que tuve que sacarlo del manuscrito original que presenté al premio porque ganó un concurso en el transcurso de tiempo de escritura del libro. Las bases del Premio Ribera del Duero solo aceptan cuentos inéditos y no premiados. De modo que lo tuve quitar. Pero es un cuento importante para el conjunto y para la propia armonía interna del libro. Por suerte, en el proceso de edición, Juan Casamayor decidió incluirlo, a modo de bonus track, y con una nota aclaratoria. La decisión, entiendo, fue acertada pero por supuesto no estaba prevista, ya que todo esto ocurrió después del fallo.
LA CLARIDAD es el hilo conductor de los relatos o tal vez lo que buscan los protagonistas.........

Bonita confrontación. Creo que ambas cosas. Me gusta la idea de que los personajes busquen la luz, sobre todo porque se ven inmersos, casi siempre sin quererlo, en la oscuridad. Y es en este binomio, en esta propuesta de claroscuros, donde se mueven las seis historias del libro. Es importante destacar el papel del azar, de la belleza, del deseo. Los últimos son motores de cierta tangibilidad, pero el primero nunca se controla y siempre determina nuestras vidas. Deberíamos tenerlo más presente.

La última respuesta la dejo a tu elección por si consideras de interés añadir algún detalle para que los lectores se acerquen más y mejor a LA CLARIDAD.

Que es una colección de cuentos escrita con la intención de ser libro. Insisto en este concepto porque es lo que más trabajo me dio desde el punto de vista técnico. Pensemos que cada uno de los cuentos debe respetar y sostener su autonomía y nunca puede depender de otro cuento para completarse. Sin embargo, consideré indispensable intentar generar una armonía interna (me refiero al libro en su conjunto) con varios elementos cohesionadores y cierta yuxtaposición. “La claridad” son seis cuentos de corte negro pero atravesados por la variable fantástica, seis cuentos de los cuales los primeros cinco representan al manuscrito original que presenté al premio: ‘Treinta monedas de carne’, ‘Una mala luna’, ‘Espléndida noche’, ‘El vínculo’, y ‘La chica de la banda de folk’. Se agregó en el proceso de edición, como hemos dicho, un sexto cuento (‘Más oscuro que tu luz’). En todas estas historias la negro está rodeado de blancos, y las situaciones desgraciadas o extraordinarias se suceden en un marco de cotidianidad. Creo que es el mejor modo de potenciar ambos elementos: observar qué cosas inesperadas nos pueden ocurrir cuando menos lo esperamos, cuando creemos y confiamos estar a salvo.

Sobre el autor

Marcelo Luján (Buenos Aires, 1973) se radicó a principios de 2001 en Madrid, donde en la actualidad trabaja como coordinador de actividades culturales y talleres de creación literaria. Ha publicado los libros de cuentos Flores para Irene (Premio Santa Cruz de Tenerife 2003), En algún cielo (Premio Ciudad de Alcalá de Narrativa 2006) y El desvío (Premio Kutxa Ciudad de San Sebastián 2007). Ha publicado también libros de prosa poética Arder en el invierno y Pequeños pies ingleses, y las novelas La mala espera (Premio Ciudad de Getafe de Novela Negra 2009 y segunda Mención del Premio Clarín 2005), Moravia y Subsuelo (Premio Dashiell Hammett 2016, entre otros). Parte de su obra fue seleccionada en campañas de fomento a la lectura y traducida al francés, italiano, checo y búlgaro. Con LA CLARIDAD ha obtenido, por unanimidad, el VI Premio Ribera del Duero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manel Loureiro sorprende con LA PUERTA, un thriller ambientado en la misteriosa y legendaria Galicia

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO