El Escalante traza una radiografía de nuestra historia contemporánea a través de cuatro relatos dentro de su ciclo Teatro de la Memoria





Dentro de su ciclo de Teatro de la Memoria, el Escalante, dependiente de la Diputación de Valencia, sube el próximo octubre al escenario del Teatro Principal cuatro relatos teatrales destinados al público adulto que transitan por nuestra historia reciente y en los que la mujer es protagonista. Cactus Teatre presenta en Historia de una maestra su adaptación teatral de la novela de Josefina Aldecoa; Hongaresa de Teatre traza en Encendidas un recorrido por España de la República a través de la figura de la poeta Paca Aguirre; La Phármaco baila la Memoria de la melancolía de la escritora María Teresa León en Una gran emoción política; y Teatro del Acantilado aborda en La geometría del trigo la importancia de cuidar los vínculos con el pasado.
La historia vivida y escrita por mujeres
Adaptación teatral de la novela homónima de Josefina Aldecoa, Historia de una maestra, producida e interpretada por Paula Llorens bajo la dirección de Gemma Miralles, narra la vida de una maestra de escuela durante los años veinte y hasta el comienzo de la Guerra Civil. “Nuestra intención era retratar el importante papel que tuvo la enseñanza durante la II República y los años previos a ésta, una de las épocas más brillantes de la educación en nuestro país. Pero, sobre todo, retratar la historia de una mujer que tuvo como gran vocación la docencia”, explica la compañía. En este monólogo, Gabriela López se adentra en el desván de su memoria, donde habitan los recuerdos de su pasado como maestra. A través de su evocación conoceremos las costumbres en los pueblos españoles, el caciquismo, las escuelas de las zonas rurales, la sociedad dividida en dos bandos y algunos de los personajes y acontecimientos más importantes de la España de principios del siglo XX. Un espectáculo que rinde homenaje a los maestros que lucharon por educar este país en una época de pobreza, ignorancia y opresión, y que podrá verse el próximo 3 de octubre en el Teatro Principal.
La vida y la obra de la poeta alicantina Paca Aguirre son la materia prima del último montaje de la Companyia Hongaresa de Teatre, Encendidas, que subirá al escenario valenciano el 4 de octubre. Un emotivo diálogo entre teatro y poesía protagonizado por Lola López, quien está acompañada en directo por una de las máximas figuras de la guitarra en el ámbito nacional e internacional, el maestro José María Gallardo del Rey, y la voz flamenca de Paco del Pozo, ambos artistas amigos íntimos de la poeta. “No creo que sea necesario reivindicarla, solo conocerla, leerla y escucharla para aprender de ella y disfrutar con su inmenso caudal de sabiduría poética y de la vida”, señala López, quien además de actuar en la pieza firma la dramaturgia a partir de la inabarcable producción de Aguirre, Premio Nacional de Poesía y Premio Nacional de las Letras, entre muchos otros.
La biografía de la escritora, fallecida este pasado mes de abril, es en su conjunto una radiografía de España desde los años treinta hasta nuestra actualidad. La poeta vivió los primeros años de la II República, el exilio al estallar la Guerra Civil, la cárcel y la ejecución de su padre a garrote vil, la posguerra y, finalmente, la esperanzada llegada de la democracia. En su trayectoria conoció a escritores como Buero Vallejo, José Hierro, Ernesto Sábato, Julio Cortázar o Mario Benedetti. A todos ellos se hace referencia en Encendidas.
Producida por el Centro Dramático Nacional y La Phármaco, Una gran emoción política está inspirada por su parte en otra de las grandes figuras femeninas de nuestra literatura, María Teresa León, y en su autobiografía Memoria de la melancolía. Una propuesta dirigida por Luz Arcas y Abraham Gragera, que el público valenciano podrá ver el 5 de octubre. Una obra de danza con música en directo con el que la compañía se ha propuesto “bailar la compleja personalidad de la autora, su delicada sensibilidad y su comprometida visión del mundo”. Y todo ello, “sin pretensiones historicistas, sino con la intención de desvelar lo arquetípico y universal de aquellos acontecimientos, de encarnar esa emoción política que empuja a un pueblo a creer en su derecho a intervenir en la historia de su país, como si el futuro de éste le perteneciera. Esa emoción que los desastres del siglo XX, las guerras, los totalitarismos y sus consecuencias han deslegitimado”.
Por último, el ciclo de Teatro de la Memoria del Escalante acogerá también en el Principal el 6 de octubre La geometria del trigo, una producción de Teatro del Acantilado con dramaturgia y dirección de Alberto Conejero. Como desvela el dramaturgo, la obra parte de un recuerdo de juventud que su madre compartió con él y que “transformado por la imaginación se convirtió en un recuerdo propio, tan real como lo contrario”. La geometría del trigo “es un viaje de norte a sur, de sur a norte, de ahora a entonces, y de entonces a ahora. Una historia de tránsitos y transiciones entre tiempos, espacios, lenguas y formas de amar. Y de fondo las últimas minas de plomo entre los olivares. Un intento de empezar de nuevo y de seguir juntos. Porque el vínculo nunca desaparece y siempre estamos a tiempo de cuidarlo”. Un relato marcado por el silencio en el que los personajes mantienen una tensa calma.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Manel Loureiro sorprende con LA PUERTA, un thriller ambientado en la misteriosa y legendaria Galicia

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO