Patricio Pron gana el Premio Alfaguara de Novela con MAÑANA TENDREMOS OTROS NOMBRES, la autopsia de una ruptura amorosa que va más allá del amor


Editorial Alfaguara. 304 páginas
Rústica con solapas: 18,90€ Electrónico: 9,99€

Patricio Pron escribe con talento, inteligencia y humor y se dice de él, entre otras muchas cosas, que está en lo más alto de las letras hispanas. De hecho, acaba de ganar el Premio Alfaguara de Novela con MAÑANA TENDREMOS OTROS NOMBRES, definida por el jurado como «Un texto sutil y sabio, de gran calado psicológico, que refleja la época contemporánea de manera excepcional y toma el pulso a las nuevas formas de entender los afectos.»

La novela plasma la autopsia de una ruptura amorosa que va más allá del amor. Viven en Madrid. Llevan cinco años juntos. Ella es arquitecta, tiene miedo a hacer proyectos de futuro y busca algo que no puede definir. Él escribe libros y nunca pensó en verse soltero de nuevo, en un «mercado» sentimental del que lo desconoce todo. Por las grietas de su derrumbe como pareja entran las amistades y sus vidas, la mayoría de las veces con más dudas que certezas. Es la generación Tinder, la de las personas que eliminan a otras con un dedo; una en la que todos están expuestos y a la postre desencantados.

Padres que lo son por obligación, experimentos de reinvención personal que son performances sin público, unas tecnologías que lo penetran todo, incluyendo la intimidad: Ella y Él comienzan a habitar esos nuevos espacios en paralelo, sin desgarros románticos pero con una fuerte añoranza misteriosa que no termina de separarlos. La ruptura de una pareja puede decir mucho acerca de un país, de un momento, de una idea de convivencia. Mañana tendremos otros nombres es una historia sobre lo que somos, y sobre lo que podemos llegar a ser.

Padres que lo son por obligación, experimentos de reinvención personal que son performances sin público, unas tecnologías que lo penetran todo, incluyendo la intimidad: Ella y Él comienzan a habitar esos nuevos espacios en paralelo, sin desgarros románticos pero con una fuerte añoranza misteriosa que no termina de separarlos. La ruptura de una pareja puede decir mucho acerca de un país, de un momento, de una idea de convivencia. Mañana tendremos otros nombres es una historia sobre lo que somos, y sobre lo que podemos llegar a ser.

Sobre el autor

Patricio Pron es autor de cinco libros de relatos, entre los que se encuentran  El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan  (Literatura Random House, 2010) y  La vida interior de las plantas de interior  (Literatura Random House, 2013), así como de seis novelas, entre las que destacan  El comienzo de la primavera  (Literatura Random House,2008), ganadora del Premio Jaén de Novela y distinguida por la Fundación José Manuel Lara como una de las cinco mejores obras publicadas en España ese año,  El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia (Literatura Random House, 2011), que ha sido traducida al noruego, al francés, al italiano, al inglés, al neerlandés, al alemán y al chino,  Nosotros caminamos en sueños  (Literatura Random House, 2014) y  No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles  (Literatura Random House, 2016), y del ensayo  El libro tachado. Prácticas de la negación y del silencio en la crisis de la literatura  (Turner, 2014). Su trabajo ha sido premiado en numerosas ocasiones -entre otros con el premio Juan Rulfo de Relato de 2004-, antologado de forma regular y publicado en revistas como The  Paris Review . En 2010 la revista inglesa  Granta  lo escogió como uno de los veintidós mejores escritores jóvenes en español del momento. Pron es doctor en filología románica por la Universidad Georg-August de Göttingen (Alemania) y vive en Madrid.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manel Loureiro sorprende con LA PUERTA, un thriller ambientado en la misteriosa y legendaria Galicia

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO