La Falla Barraca Espadán ganadora del II Premi Amstel ‘Unes Falles de Categoria’


a sus casales.
HISTORIAS QUE REPRESENTAN EL ESPÍRITU FALLERO Y LA CALIDAD HUMANA DE ESTA FIESTA
Cada una de las comisiones finalistas han tenido 10 minutos para presentarse ante el jurado y defender su candidatura. La Falla Luis La Marca i Velázquez ha remarcado su compromiso para mantener vivas las tradiciones y la variedad de profesionales vinculados a estas celebraciones, como floristas, artistas falleros, indumentaristas, pirotécnicos o músicos, que forman parte de una comisión con 300 amantes de estas fiestas.
La Falla Mariano Benlliure ha destacado que, junto a su movilización para involucrar al barrio en actividades falleras, desarrollan iniciativas que buscan visibilizar y recaudar fondos para compromisos sociales. Mientras que la Falla Doctor Oloriz ha explicado al jurado su papel en la organización, en colaboración con Junta Central Fallera, de una ofrenda a San José el 19 de marzo, como patrón de las fallas ante una estatua que la comisión regaló a la ciudad.
La Falla Plaza del Doctor Collado ha resaltado su trayectoria centenaria, la variedad de premios que atesoran, los hitos culturales que han marcado dentro de la fiesta y que se siguen sintiendo especiales, aunque ya no sean de Sección Especial, porque trabajan por la comunidad bajo el lema ‘Fent falla, fent barri’. También en la línea de poner en valor a sus falleros, la Falla Guillem de Castro ha relatado las dificultades que han pasado desde su fundación en 1900. En lucha constante, gracias al espíritu de sus 50 miembros, consiguen participar en actividades de la Junta Central Fallera y ser, más que una comisión, una familia. Y a Falla Raval de Sant Agustí ha recordado uno de los episodios que demuestran la unión de sus integrantes. En 2008, el remate de su monumento cayó arrastrando al resto de ninots. Falleros y ex falleros se convirtieron en improvisados carpinteros y artistas falleros hasta que lo plantaron de nuevo y en tiempo récord.
La Falla Nador Milagrosa ha rememorado la cantidad de iniciativas que la han convertido en un referente cultural dentro de la fiesta, como su pasacalle con antorchas del 19 de marzo, anunciando a los vecinos que esa noche llega el fuego a la fiesta. Otro iniciativa propia ha querido destacar la Falla Barraca Espadán, que entiende las Fallas como mucho más que las celebraciones del mes de marzo, trabajando duro todo el año. Por eso han creado el Premio Barraquer para reconocer a las personas que realizan una especial contribución a estas fiestas.
Con este galardón, Amstel quiere hacer un reconocimiento a las 382 comisiones falleras, dándoles la oportunidad de visibilizar y poner en valor los valores humanos que hay detrás de los casales y de las tradiciones falleras. Un capital fallero que también es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y que hace especial estas fiestas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Manel Loureiro sorprende con LA PUERTA, un thriller ambientado en la misteriosa y legendaria Galicia

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO