EL ÚLTIMO VERANO DE SILVIA BLANCH, la novela más trepidante de Lorena Franco, la nueva reina del thriller


Editorial Planeta. 320 páginas
Rústica con solapas: 17,90€ Electrónico: 6,99€

La última persona que vio a Silvia Blanch, desaparecida sin dejar rastro el verano de 2017, está muerta. Silvia era joven, guapa y estaba destinada al éxito. Alex, una joven periodista, será la encargada de ir hasta el pueblo de Montseny, donde vivía Silvia y donde se le perdió la pista, para hablar con su familia y escribir un artículo cuando se cumple un año de la desaparición.

Una vez allí, empieza a desempolvar todos los detalles de la desaparición en busca de respuestas. Rodeada de secretos y mentiras, no tardará en notar que su presencia molesta a los habitantes del pueblo. Sobre todo a uno de los principales sospechosos, por quien Alex se sentirá irremediablemente atraída a pesar de lo que parece esconder.

Con una escritura vibrante y en una novela donde nada es lo que parece y en la que todos mienten, Lorena Franco nos acompaña de la mano a lo más profundo del bosque con EL ÚLTIMO VERANO DE SILVIA BLANCH.

Cuando Alejandra Duarte, Alex, llega un viernes a la redacción del periódico en el que trabaja, no espera el encargo que va a recibir. Su jefe le comunica nada más llegar que se va de viaje a Montseny ese mismo día. Falta una semana para que se cumpla un año desde la misteriosa desaparición de Silvia Blanch y quieren publicar un artículo; los padres y la hermana de la desaparecida han accedido a hablar con la prensa.

Barcelona Ahora será el único periódico que envíe a una persona específicamente a cubrir el caso. La familia intenta que se reactive la búsqueda y el de Silvia no se convierta en un caso perdido y olvidado. Alex se dará cuenta pronto de que no es bien recibida en el pueblo. Por algún motivo, los habitantes de Montseny no quieren oír hablar del caso de Silvia Blanch. ¿Qué esconden?

Sin embargo, pese a las dificultades que encontrará a su paso y las constantes amenazas, Alex está dispuesta a llegar hasta el fondo del asunto. Es una periodista comprometida con la investigación y no cejará en su intento de descubrir qué le ocurrió a Silvia Blanch, aunque esto le suponga meterse en demasiados problemas. A veces, los casos sin resolver se convierten en obsesiones que te visitan incluso en sueños.

Alex es una periodista joven, tiene solo 29 años, e intenta abrirse paso en un sector complejo. En muchas ocasiones se muestra crítica con su profesión y con el exceso de sensacionalismo, así como con la volatilidad de las noticias: hoy son importantes y mañana no. Pese a su gran empeño y dedicación se muestra en numerosas ocasiones insegura de sí misma y de su capacidad como periodista, y da cuenta del arduo trabajo que supone enfrentarse al reto de la página en blanco y de contar una historia.

Silvia siempre había sido una niña preciosa, de ojos color verde esmeralda, que siempre sonreía. Todos en el pueblo coincidían en que era una mujer feliz y que, tal y como se esmeraba en decir la prensa, nunca tuvo problemas con nadie. En el colegio sacaba las mejores notas y luego, cuando se fue a estudiar a Barcelona, destacó por encima del resto de alumnos de Derecho. Era inteligente y lo captaba todo con facilidad.

Silvia llevaba saliendo con Daniel desde los inocentes dieciséis años; parecían la pareja perfecta, con planes de futuro, casarse, tener hijos… Al terminar la carrera realizó las prácticas en un bufete de abogados que, un año más tarde, la contrató. Todos la querían y la admiraban; pese a su juventud, no perdió un solo caso. Era muy profesional. Cuando desapareció estaba a punto de incorporarse a un bufete más grande y prestigioso.

En todas las fotografías que la familia enseñó a Alex aparece una Silvia sonriente. Sin embargo, a partir del décimo cumpleaños, empezó a posar seria. Se podría pensar que son cosas de adolescentes, pero el rostro de Silvia reflejaba algo más. Como si estuviera incómoda en su propia piel. Como si las personas que aparecen junto a ella no fueran de su total confianza y se sintiera amenazada. Dejó de mostrar su luminosa sonrisa a los diez años, y para siempre. Alex empezó a intuir que algo ocurría. Le parecía que todo era demasiado perfecto.

El caso de Silvia Blanch se había convertido en una obsesión para Alex y nunca dejó de investigar sobre él. Dos años más tarde se publica el libro Todos mienten, escrito por Alejandra Duarte, inspirado en el caso de la desaparición real de Silvia Blanch. El libro será un auténtico éxito, aunque no estará libre de polémica. En él, la autora desde la ficción se atreve a resolver el caso. En la novela hay demasiados paralelismos con la historia real. Tantos que llegará a tener consecuencias fatales para el entorno de Silvia, algo que provocará una culpabilidad inmensa en Alex. Lo único bueno es que el caso de Silvia Blanch volvía a ser noticia.

Una de las peculiaridades de El último verano de Silvia Blanch es que no sólo está narrado desde el punto de vista de la periodista, Alex. A lo largo de sus páginas se van intercalando capítulos o breves conversaciones escritas por otros protagonistas de la historia. Estos apuntes van dando información extra al lector, de forma que pueda ir construyendo el puzle en su cabeza. Un ejercicio magistral que consigue mantener la intriga y el interés en la lectura.

La propia Silvia Blanch aparece en numerosas ocasiones como narradora, aportándonos datos sobre los últimos días previos a su desaparición. De esta manera iremos descubriendo que su relación con Daniel no era en absoluto idílica, que su vida no era perfecta y, sobre todo, que Silvia escondía un secreto desde niña que haría temblar cielo y tierra si saliera a la luz. Este secreto se convertirá en una carga muy pesada para Silvia, pero, ¿qué hacer? Contar la verdad supondría demasiados cambios. Pondría su vida patas arriba.

Sobre la autora

Lorena Franco (Barcelona, 1983) ha conseguido seducir a más de 250.000 lectores de todo el mundo con sus más de 15 títulos, que la han convertido en una de las escritoras más vendidas y mejor valoradas en la plataforma de Amazon desde que en 2016 salió a la luz su novela La viajera del tiempo, un fenómeno de ventas sin precedentes en España, EE. UU. y México.

Desde entonces, sus otros títulos consiguen alcanzar el número 1 de ventas en digital a nivel internacional. Traducida en Italia, Polonia y República Checa, regresa con El último verano de Silvia Blanch. En la actualidad compagina la literatura con su carrera como actriz, en la que acaba de debutar en Bollywood con el film Paharganj.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manel Loureiro sorprende con LA PUERTA, un thriller ambientado en la misteriosa y legendaria Galicia

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO