EL JUEGO DEL ALMA, de Javier Castillo, un thriller inquietante que introduce al lector en un juego peligroso

SUMMA Editorial. 528 páginas

Tapa blanda con solapas: 17,95 Electrónico: 8,54€


¿Quieres jugar?


Tras vender más de 1.000.000 de ejemplares de sus anteriores novelas, Javier Castillo coloca sobre la mesa las piezas de un thriller inquietante e introduce al lector en un juego peligroso en el que se apuesta lo más preciado; una novela que juega con los dados de la fe y del engaño, del amor y el dolor, con extraños rituales y un oscuro secreto que, de descubrirse, puede cambiarlo todo.


Nueva York, 2011. Una chica de quince años aparece crucificada en un suburbio a las afueras. Miren Triggs, periodista de investigación del Manhattan Press, recibe de manera inesperada un extraño sobre. En su interior, la polaroid de otra adolescente amordazada y maniatada, con una sola anotación: «GINA PEBBLES, 2002».


Miren Triggs y Jim Schmoer, su antiguo profesor de periodismo, seguirán la pista de la chica de la imagen mientras investigan la crucifixión de Nueva York. Así se adentrarán en una institución religiosa en la que todo son secretos y en un enigma único lleno de suspense en el que deberán descifrar tres preguntas de respuesta imposible: ¿qué le sucedió a Gina?, ¿quién envía la polaroid? y, la más importante; ¿están conectadas ambas historias?


Nueve años después regresan los personajes de La chica de nieve. Miren Triggs, periodista, ha alcanzado el éxito editorial gracias al libro en el que relata la búsqueda y liberación de Kiera Templeton. Sin embargo, su vida se ha convertido en un circo promocional que la aleja cada vez más del auténtico periodismo que la apasiona. A su antiguo profesor de la facultad, Jim Schmoer, las cosas no parecen irle tampoco demasiado bien: su situación en la universidad se tambalea debido a su afición a investigar los trapos sucios de las empresas que costean la institución. Y Ben Miller, el apoyo policial que ambos reporteros tuvieron en el caso anterior, sigue atormentado por la ausencia de su hijo —desaparecido treinta años antes y razón de su carrera profesional—, algo que ha ido minando la frágil estabilidad de su matrimonio. Es en este momento vital de los personajes cuando las circunstancias vuelven a unirlos.


A manos de Miren llega un sobre con la fotografía de una joven secuestrada y la anotación «Gina Peebles, 2002». La periodista, consciente de que se trata de una chica desaparecida cuyo caso ella investigó sin éxito, entiende que están proponiéndole el reto de encontrarla. Al mismo tiempo Jim recibe en su ordenador la imagen de una joven que parece estar siendo crucificada, Allison Hernández, y cuya muerte poco después deberá certificar la unidad de Ben Miller, encargado de investigar el caso. La coincidencia de ambos sucesos irá más allá de lo temporal o lo geográfico, pues ambas chicas tenían en común ir al instituto Mallow, un centro religioso muy conservador de Brooklyn.


Desde ese momento el instituto será el foco de todas las conjeturas, y su director, el ambiguo reverendo Graham, quien se convertirá en sospechoso de cometer o encubrir abusos sexuales hacia las alumnas. A estas conclusiones irá llevándole a Miren el ambiente opresivo del centro y la información que le saca a cuentagotas a Ethan —hermano de Gina y compañero de Allison—, quien le hablará aterrorizado de la presencia en el instituto de un grupo fanático y violento conocido como los Cuervos de Dios. Incapaz de renunciar a su búsqueda, la periodista insistirá en entrar en el macabro club, para lo que deberá superar «el juego del alma», un rito de iniciación que la enfrentará con todos sus miedos.


A medida que avance la novela y aumente la tensión, la novela dará varios giros imprevistos.


La búsqueda de Jim, preguntando a conocidos y vecinos de la desaparecida Gina, le llevará a descubrir con horror que la chica en realidad está viva, secuestrada desde hace casi una década en el sótano de Larry Rogers, quien violó a la joven nueve años atrás, sin que su hijo —Tom, antiguo novio de ella— haya sabido nunca nada. Por su parte, Miren descubrirá aterrorizada cómo Ethan es el verdadero creador y jefe de los Cuervos de Dios y ha tramado todo el caso para poder vengarse de la periodista, a quien intenta asesinar, por no haber sido capaz de encontrar a su hermana desaparecida y entender que además se estaba beneficiando de su dolor a través de la publicación del libro. Por último, Ben Miller verá cómo su principal sospechoso, el reverendo Graham, se quita la vida al darse cuenta de que le incriminan todas las pruebas, pruebas que en realidad ha maquinado Ethan para inculparle, lo que hundirá la reputación profesional del agente y sus deseos de hacer justicia.


En un frenético final, que el autor no desea que sea desvelado por sus lectores, todas las tramas convergerán en la casa de los Rogers. Allí Jim salvará a Gina y su hija de las garras de Larry ante la estupefacta mirada del hijo de este que reencuentra el amor que creía perdido, mientras al tiempo Miren logrará escapar de las garras de Ethan, quien descubrirá que su hermana sigue viva antes de enfrentarse con Larry y morir en la pelea justo en el momento en el que irrumpe la policía. Como dice el propio Javier Castillo, el final de las historias nunca es el que uno desea, pero siempre te arrastra el que es inevitable.


EL ROSTRO DEL ÉXITO


Del chico del tren… al millón de ejemplares vendidos


A Javier Castillo lo llamaban «El chico del tren» porque escribió su primera novela durante los trayectos que hacía en ferrocarril a diario para acudir a su trabajo como consultor financiero en Málaga. Después de dos años de escritura, decidió autopublicar El día que se perdió la cordura en Kindle Direct Publishing, y logró triunfar en Amazon. Durante un año se mantuvo entre el top de ventas de ebook. Fue entonces cuando fichó por una editorial, Suma de Letras, y la novela se convirtió en el fenómeno editorial del año.


Desde la publicación de esa primera obra —a la que siguieron El día que se perdió el amor, Todo lo que sucedió con Miranda Huff y La chica de nieve— han pasado ya más de tres años. Durante este tiempo ha vendido la increíble cantidad de 1.000.000 de ejemplares y se ha convertido en un autor de referencia, traducido a diez idiomas y publicado en más de sesenta países.


Vencer al confinamiento


El 12 de marzo de 2020 llegaba a las librerías su cuarta novela, La chica de nieve, que seguía la estela de las anteriores: unos sólidos mimbres narrativos y personajes muy bien trabajados que sostenían una trama llena de intriga. Todo estaba listo para un nuevo gran evento de presentación: el Nuevo Teatro Alcalá esperaba a 1.500 lectores ese fin de semana y ya estaba organizada una gira por 35 ciudades españolas. Pero a los dos días de su publicación se declaró el estado de alarma y todos los eventos tuvieron que cancelarse.


Haciendo de la necesidad virtud, enseguida se organizó una presentación virtual a través de Instagram que se convirtió en un hito: 6.800 personas conectadas al mismo tiempo y 50.000 visualizaciones en 24 horas. Aquella respuesta no se debió a un furor momentáneo, era el preludio de otro gran éxito de ventas por parte del autor. La chica de nieve se convirtió en el libro más vendido durante el confinamiento.


Una serie en camino


Javier Castillo ha dotado a sus novelas de un estilo ágil, cinematográfico y lleno de imágenes evocadoras e inquietantes, lenguaje que refuerza unas tramas repletas de giros inesperados, cargadas de tensión que dejan al lector sin aliento. Con estos elementos, no es de extrañar que sus obras hayan llamado la atención de las grandes productoras audiovisuales, motivo por el cual Mediapro y DeA Planeta llegaron a un acuerdo con el autor para adaptar sus dos primeras novelas —El día que se perdió la cordura y El día que se perdió el amor— a una serie de televisión.



Sobre el autor


Javier Castillo creció en Málaga. Estudió empresariales y un máster en Management en ESCP Europe. El día que se perdió la cordura (Suma), su primera novela, se ha convertido en un fenómeno editorial. Traducida a 10 idiomas y publicada en más de 63 países. Asimismo los derechos audiovisuales han sido adquiridos para la producción de la serie de televisión. Su segunda novela, El día que se perdió el amor, obtuvo gran éxito de público y crítica, así como Todo lo que sucedió con Miranda Huff y La chica de nieve. Con ellas ha alcanzado el 1.000.000 de ejemplares vendidos.




 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa