UN TABLAO EN OTRO MUNDO, de David López Canales, la asombrosa historia de cómo el flamenco conquistó Japón


Alianza Editorial. 240 páginas

Rústica: 16,00€ Electrónico: 10,99€


En los años 50 del siglo pasado comenzaron a viajar a Japón los flamencos españoles. Lo hicieron, por temporadas larguísimas, artistas como Chiquito de la Calzada, Tomás de Madrid o Cristina Hoyos. Pero también empezaron a llenar los teatros japoneses genios como Antonio Gades o Paco de Lucía. Ellos son los responsables de la pasión por el flamenco que comenzó a extenderse en Japón. UN TABLAO EN OTRO MUNDO, David López Canales nos habla de todos aquellos artistas flamencos, de sus orígenes y de sus fascinantes experiencias en aquel lejano y desconocido Oriente. Y también explica la historia de muchos de los japoneses que vinieron a la España de la Dictadura, dejándolo todo, para cumplir su destino más insólito: hacerse flamencos. Unos encontraron en Japón dinero, fama y respeto. También conocieron a unos japoneses que resultaban las víctimas perfectas para su picaresca... porque si algo caracteriza a los flamencos es el reírse de todo y tomar la vida como llega. Los otros hallaron en el flamenco un arte tan ancestral como complejo, la forma de expresarse y romper la represión social. Y aquellos japoneses se preocuparon de entender el flamenco, de descifrarlo y de aprenderlo hasta que, de alguna manera, lo han hecho suyo. Esta es la asombrosa historia de cómo el flamenco conquistó el alma de los japoneses.


«¿Te imaginas hace 50 años, dos críos como nosotros, en Tokio? ¡Nos pensábamos que estábamos en otro mundo!», exclama el guitarrista Pepe Habichuela a David López Canales, autor del libro que llega este jueves a las librerías Un tablao en otro mundo, al recordar el año que pasó en Japón en los sesenta. En aquella época comenzaron a viajar allí los flamencos españoles. Lo hicieron, por temporadas larguísimas, artistas como Chiquito de la Calzada, Tomás de Madrid o Cristina Hoyos. Pero también empezaron a llenar los teatros japoneses genios como Antonio Gades o Paco de Lucía. Ellos son los responsables de la pasión por el flamenco que comenzó a extenderse en Japón.


En UN TABLAO EN OTRO MUNDO David López Canales nos habla de todos ellos, de sus orígenes, de sus vidas y de sus fascinantes experiencias en aquel lejano y desconocido Oriente, pero también de los japoneses que vinieron a la España de la Dictadura, dejándolo todo, para cumplir su destino más insólito: hacerse flamencos. Unos encontraron en Japón dinero, fama y respeto. Nunca habían tenido la admiración que hallaban allí y les sorprendía tanto como les daba rabia pensar cómo podían amar allí más que en España algo que les resultaba tan complicado y ajeno como lejano. Otros encontraron también en Japón a unos japoneses que resultaban las víctimas perfectas para su picaresca. A su vez, los japoneses hallaron en el flamenco, un arte tan ancestral como complejo, una forma de expresarse y romper la represión social. Desde los años sesenta miles de japonesas se han aficionado tanto al baile flamenco como única fórmula para expresarse y mostrar sus emociones que ahora hay en Japón más academias de baile que en España. Responsables de ellos fueron los españoles que viajaron allí pero también los primeros bailaores, como Shoji Kojima, Yasuko Nagamine o Yoko Komatsubara, que vinieron a aprender a España en los años sesenta, sin conocer el idioma ni el país y teniendo que enfrentarse a quienes se reían de ellos y nunca creyeron que podrían bailar. Los japoneses se preocuparon por entender el flamenco, por descifrarlo y por aprenderlo hasta que, de alguna manera, lo han hecho suyo. Esta es la asombrosa historia de cómo el flamenco conquistó el alma de los japoneses.


UN TABLAO EN OTRO MUNDO es un libro de flamenco pero no es un libro de flamenco. Es un libro de vidas y aventuras únicas. Narra, con decenas de testimonios exclusivos e inéditos de los artistas flamencos pioneros en Japón, de los que se quedaron allí a vivir y de los japoneses que vinieron a España, un viaje de ida y vuelta con muchas estaciones. Un viaje en el que se viven y se cruzan muchas vidas. Las vidas de esos primeros flamencos que fueron al lejano Oriente. Las de los japoneses que vinieron a España. Las vidas de los que se instalaron definitivamente en Japón. Las vidas de quienes aprendieron con los españoles y las de los españoles que se hicieron maestros entre los japoneses. Las vidas de los que se reían de aquellos japoneses, de aquellos chinos, como los llamaban, inocentes ellos, que querían bailar. Y las vidas de aquellos que los respetaron y los admiraron por su pasión. Los que, como confesaba Paco de Lucía en uno de sus últimos viajes a Tokio, apreciaban a los japoneses porque el flamenco debe tener temperamento y ellos, aunque contenido, lo poseen.


Sobre el autor


David López Canales (Madrid, 1980), periodista y escritor, lleva veinte años buscando buenas historias, y a sus protagonistas, para poder contarlas. También para tener, como confiesa, el privilegio de escucharlas y vivirlas. Así lo ha hecho en importantes medios escritos (El País, El Mundo, Gatopardo o Vanity Fair, donde es columnista) o en libros como "El traficante" (La esfera de los libros, 2019). Esta es su segunda incursión en el género del ensayo.


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa