EL OSCURO ADIÓS DE TERESA LANZA, de Toni Hill, una novela intrigante y turbadora sobre la hipocresía, la amistad, la inmigración y los privilegios

Editorial Grijalbo. 464 páginas

Tapa blanda con solapas: 19,90€ Electrónico: 7,99€


La muerte no es siempre el final de una historia; a veces no es más que un nuevo e

inquietante principio. EL OSCURO ADIÓS DE TERESA LANZA es una novela intrigante y turbadora sobre la hipocresía, la amistad, la inmigración y los privilegios, escrita con pulso brillante por uno de los autores más renovadores del género negro en España.


El suicidio de una joven inmigrante altera las vidas de cinco mujeres y sus familias en un idílico y acomodado barrio residencial. La última obra de Toni Hill es una trepidante novela en la que el autor relata, con la precisión a la que tiene acostumbrados a sus lectores, los acontecimientos que siguen a la muerte de una joven trabajadora de la limpieza de un exclusivo barrio de un municipio cercano a Barcelona.


Una narración que habla sobre el determinismo de las clases sociales y cómo nos condiciona el lugar donde nacemos, el entorno social y, sobre todo, el familiar; de lo mucho que cuesta huir de nuestras raíces pese a que nos esforcemos; de las carencias afectivas y de cómo cada uno es capaz de construir un mundo paralelo para suplirlas; y que, sobre todo, cuestiona lo que cada ser humano está dispuesto a hacer en situaciones límite, por más que resulte inesperado, turbio, extraño o brutal.


Una novela intimista, ambientada en 2019 en el imaginario –y paradisíaco– municipio catalán de Castellverd, que indaga en las causas de la muerte de una joven ecuatoriana cuyo único delito ha sido enamorarse –y ser correspondida– por un hombre perteneciente a una clase social superior, al tiempo que traza un retrato psicológico y social de un estrecho microcosmos (una urbanización de clase alta) y de los personajes que en él habitan.


Con una trama que se nutre con tintes de novela negra, psicológica y social, y una prosa que conmueve y perturba a partes iguales, en la que cualquiera puede ser la víctima o el verdugo (todos los personajes parecen tener motivos suficientes para hacer desencadenar una tragedia que se palpa desde las primeras páginas), también hay en esta novela un espacio para la reflexión, el análisis de los hechos, las causas que lo precipitan todo y la intriga social, elementos que conviven en un relato trepidante que no da tregua al lector.


Bien escrita y estructurada, la novela se divide en dos partes muy diferenciadas: la que narra Teresa, un año después de muerta; y la que se detiene en la vida de todos y cada uno de los personajes que han sobrevivido a la joven inmigrante, algunos de los cuales se resisten a olvidarla, mientras la mayoría de ellos no quiere volver a recordarla nunca más. Además, la trama se ve salpicada por algunos fragmentos de la obra Los vivos y los muertos (fruto de la imaginación de Toni Hill, como Castellverd), un guiño del autor al negocio editorial que tan bien conoce y que, en su última novela, encarna una de las protagonistas, la directora editorial Lourdes Ros.


EL OSCURO ADIÓS DE TERESA LANZA desnuda y saca a la luz el dolor, el desgarro y la soledad de sus «privilegiados» protagonistas, al tiempo que deja entrever los miedos, las obsesiones, la falta de empatía, el odio y el rencor de un puñado de personajes que transitan por los rincones más elitistas de la sociedad y que, sin embargo, esconden turbios e inconfesables deseos.


Una narración intensa y emotiva, que en cada página parece preguntarse si es posible vivir con el peso de la culpa y con la que el autor sorprende, conmueve y perturba al lector, quien desde las primeras páginas quedará definitivamente atrapado en la trágica intimidad de sus protagonistas.


En definitiva, la novela es un abrumador relato, intrigante e intimista, donde la cuidada introspección de sus personajes y el minucioso detalle de los hechos ocupan un lugar privilegiado de la trama (que el lector percibirá como demoledora y verdadera), a través de la cual, además, el autor insta a los lectores a plantearse una serie de preguntas sobre la vida en sociedad, los privilegios, las clases sociales, la inmigración, la adopción, la corrupción política y empresarial o la exclusión social, entre otros asuntos de actualidad.


TONI HILL HABLA DE SU NOVELA


El dossier de prensa afirma que EL OSCURO ADIÓS DE TERESA LANZA es "una novela intrigante y turbadora sobre la hipocresía, la amistad, la inmigración y los privilegios". No está nada mal como tarjeta de presentación.


Las frases de los dossiers de prensa son un género literario en sí mismo, jaja, pero de verdad creo que esta se ajusta bastante al contenido de la novela, que plantea un misterio complejo para el que no hay soluciones ni respuestas simples. Por eso nos intriga y a la vez nos perturba, porque queremos saber qué pasó y a la vez tememos que la respuesta nos va a dar poco consuelo. 


Estás considerado uno de los autores más renovadores del género negro en España. ¿Te conformas con lo que has conseguido hasta ahora o hay que seguir creciendo?



Siempre hay que seguir. A mí me gusta ir más allá de la trama y de los recursos arquetípicos (crimen, investigación, resolución), y a lo largo de las ya seis novelas he pasado del policial más clásico al gótico, el retrato social, la intriga psicológica… Supongo que algún día se me acabarán las ideas, pero de momento pienso que cualquier género se enriquece si el autor arriesga un poco, si se sale de esos márgenes que marca el canon, aunque eso a veces desespere a los más puristas.



Tu novela está ambientada en un idílico y acomodado barrio residencial. ¿Las cloacas de estas zonas esconden, en el fondo, las mismas miserias que cualquier otro barrio?



Sí y no. Es decir, creo que es obvio que el estatus económico te ofrece un escudo protector frente a muchas cosas y ahorra bastantes preocupaciones materiales (lo cual es muy importante), pero a la vez los seres humanos compartimos temores, pasiones, fobias y complejos, y cuando nos miramos al espejo del cuarto de baño todos estamos solos. Envejecemos, sufrimos por la familia, nos sentimos incomprendidos o poco amados. Eso no te lo puede ahorrar nadie. 



El escenario, los protagonistas, su día a día, sus miedos, sus esperanzas,..... ¿son totalmente inventados o están inspirados en lugares y personas reales?



Son fruto de mi imaginación, pero esta, a su vez, se inspira en el mundo real: no tanto en personas concretas sino en rasgos que voy observando, en detalles que captas en un momento determinado y en una intuición que me lleva a detectar algunos conflictos de los que la gente prefiere no hablar. 



Una pequeña vuelta de tuerca. Tus protagonistas, sean reales o imaginarios, ¿son totalmente buenos o totalmente malos?  ¿O todos tienen sus luces y sus sombras?



Nadie es totalmente bueno o malo. Creo que ya ni siquiera en los cuentos infantiles: ahora hasta nos preocuparíamos por el lobo de Caperucita, pobre animalito… Bromas aparte, unos personajes sin luces y sombras darían lugar a un panfleto, no a una novela como yo las entiendo. 



El sentimiento de culpa tiene un papel muy importante en la cultura occidental. ¿Cómo viven tus personajes ese sentimiento?



Es curioso porque ese sentimiento de culpa convive también ahora con un individualismo muy acusado que, en cierto sentido, nos inmuniza contra él. Entre mis personajes hay de todo, y más aun si hablamos de un tema tan complejo como es el suicidio donde el responsable concreto es la propia víctima. Sin embargo, la intranquilidad, las preguntas, el intento de averiguar el porqué de la tragedia se extienden por la novela como una nube que amenaza tormenta. 



La última. ¿Qué te importa más cuando escribes?    ¿Lo que pasa durante la novela, el viaje,....... o el resultado final, el desenlace?   ¿O no se pueden separar?



Supongo que me importa todo. Para mí la novela es un ente orgánico, que va creciendo, mutando, a ratos ensombreciéndose y a ratos “respirando” con más alegría. Normalmente conozco el desenlace ya que forma parte de la idea inicial, pero ignoro cómo llegaré hasta él y me dejo llevar por la dinámica de la propia historia, apoyándome en unos personajes a los que dedico mucho tiempo y reflexión previas. Quizá por eso el lector los percibe como a seres vivos, como a unas vidas que se muestran ante él en todas sus contradicciones, y avanza, con ellos y conmigo, hacia ese final que debe ser percibido como inevitable. 



UNA NOVELA INTRIGANTE


Si de algo estoy convencida es de que estoy muerta.» Parece un viernes de invierno cualquiera; uno de tantos. Lourdes Ros, la carismática editora de una prestigiosa editorial, se prepara para recibir a sus mejores amigas, a las que ha invitado a cenar: cuatro mujeres triunfadoras que intentan conjugar su reconocida vida profesional con las preocupaciones derivadas de la edad, la pareja, los hijos o la pérdida del estatus social.


Pero el encuentro no será tan divertido como esperaban ya que sobre ellas empieza a planear el recuerdo de una joven a quien todas conocían, Teresa Lanza, una inmigrante que estuvo trabajando en sus casas y que se suicidó, inesperadamente, un año atrás. Poco a poco, las cinco van intuyendo que su trágica muerte podría convertirse en una amenaza que destape sus secretos más ocultos, sus prejuicios y sus flaquezas.


Y, cuando un nuevo crimen sacude sus vidas, ya no podrán negar que detrás de las vallas de sus hermosas propiedades se esconde alguien que es capaz de matar para que la verdad nunca salga a la luz. Para que la muerte de Teresa Lanza continúe siendo un misterio insondable.


PERSONAJES


Un buen puñado de personajes recorren las páginas de El oscuro adiós de Teresa Lanza, todos ellos dotados de una psicología muy definida y bien construida, como ya viene siendo habitual en la obra de Toni Hill. Una vez más, el autor se sirve de ellos no sólo para crear una complicada e inquietante intriga llena de giros inesperados en torno a la muerte de la joven inmigrante Teresa Lanza, sino que además aprovecha para mostrar las luces y las sombras de una clase social acomodada, que vive en barrios elitistas, de espaldas a los problemas de los marginados, y que no duda en abandonar a su suerte a quienes no encajan en sus cánones económicos y sociales.


Lourdes Ros, Max Esteve y Simón Lourdes es editora en Pérgamo, la prestigiosa editorial que fundó su padre hace medio siglo, y está casada con el médico psiquiatra Max Esteve. El matrimonio tiene un hijo de veinticinco años, Simón.


Mireia Ros, Iñigo Aguirre, Eneko y Ander Mireia es la hermana de Lourdes y una mujer que ha triunfado en el ámbito profesional. Dirige un equipo de médicos, informáticos y comerciales en una multinacional farmacéutica con sede en Sant Cugat y, desde hace meses, es firme candidata a un importante puesto en la sanidad institucional. Su marido, Íñigo Aguirre, un fotógrafo vasco que años atrás recorrió medio mundo con su cámara al hombro, ahora vive de las acciones de la empresa familiar y dedica su tiempo a cuidar de los dos hijos del matrimonio: el mayor, Eneko, y el pequeño, Ander, un niño adoptado poco tiempo atrás que muestra serios problemas de adaptación a su nueva familia y su nuevo hogar.


Xenia Montfort, Dante y Greta Xenia está separada y tiene dos hijos mellizos, Greta y Dante, a quienes tuvo sola hace diecisiete años. Actriz de profesión, ha vivido tiempos mejores, cuando llegó a ser una estrella de la televisión por el éxito de su serie Xenia de noche.


Coral Alonso y Álvaro Torné Coral dejó su trabajo para casarse con el millonario constructor Álvaro Torné, bastantes años mayor que ella. Desde entonces ha vivido rodeada de lujos, hasta que su marido entró en prisión, acusado de corrupción, fraude, cohecho e innumerables delitos fiscales.


Olga Serna Patóloga forense, soltera, a sus treinta y nueve años la vida de Olga Serna no ha sido fácil, sobre todo desde que perdió a su padres en un trágico accidente de coche siendo una adolescente.


Jimmy Nelson Nelson Santiago, conocido como Jimmy Nelson, trabaja como jardinero en la urbanización de Castellverd.


Padre Rodrigo El cura de la parroquia de Castellverd, siempre preocupado por los chavales, especialmente por aquellos expertos en atraer los problemas.


Deisy Hernández Compañera de piso de Teresa, trabaja en un supermercado.


Teresa Lanza Protagonista absoluta del relato, Teresa Lanza es la joven ecuatoriana que trabaja en las casas de las mujeres de esta novela. Mantiene una relación con Simón, el hijo de Lourdes, con quien hace planes de vida en común. Antes trabajó cuidando a la abuela de este.


Hola Toni. Esta vez no tendré la suerte de charlar contigo en Valencia, pero más vale un contacto escrito que nada. Pandemia obliga. En la próxima, más y mejor.



Sobre el autor


Toni Hill (Barcelona, 1966) es licenciado en Psicología, aunque desde hace años se dedica a la traducción literaria y a la colaboración editorial en distintos ámbitos. En 2011 publicó su primera novela, El verano de los juguetes muertos (DeBolsillo), un éxito instantáneo de crítica y ventas que se ha publicado en una veintena de países. Le siguieron Los buenos suicidas (Debolsillo, 2012) y Los amantes de Hiroshima (Debolsillo, 2014), que completaron la apasionante trilogía de novela negra protagonizada por el inspector Héctor Salgado. En 2016 se adentró con Los ángeles de hielo (Grijalbo) en una ambiciosa intriga con elementos góticos y, dos años más tarde, se llevó el aplauso unísono de la crítica especializada por Tigres de cristal (Grijalbo, 2018), una impactante historia de suspense psicológico ambientada en la Barcelona de la periferia, que fue merecedora del Premio Novelpol 2019 (ex aequo), el Premio Tormo Negro-Masfarné 2019, el galardón a la Mejor Novela Negra del 2018 por la revista digital Llegir en cas d’incendi y, además, fue escogida como una de las cinco mejores novelas negras del año 2018 por los críticos de La Vanguardia. Avalado unánimemente por la crítica y los lectores, Toni Hill se ha consagrado como uno de los maestros del género de nuestro país.




 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa