MEMORIAS DE LUZ Y NIEBLA, la trayectoria íntima, profesional, política, social y cultural de Gregorio Marañón Bertrán de Lis, testigo muy activo de más de medio siglo de la historia de España


 

Editorial Galaxia Gutenberg. 432 páginas

Formato: Cartoné 25,30€


Cuando Gregorio Marañón cumplió diecinueve años, respondió así a la pregunta que le hicieron en una entrevista sobre cómo se veía en el futuro: «Quiero un porvenir en el que vayan juntas, pero separadas, como en paralelo, mi vida social y mi vida privada. Formar parte de una generación que deje huella firme de su paso e influir en mi generación. Triunfar en un trabajo que me guste, aunque sea difícil y requiera mucho esfuerzo. Tener un lugar en el campo o junto al mar para ir a descansar trabajando. Disponer de mis horas y no tener tiempo ocioso. Vivir un gran amor y contar con buenos amigos. Que los ideales de ahora sean siempre los mismos. Y que todo este sueño se cumpla, desde el principio, pronto, lo antes posible».


Ese proyecto de vida, debidamente actualizado, lo ha mantenido, en lo esencial, siempre. Fue el camino que se trazó y el que ha recorrido transitando por diferentes ámbitos la cultura, el derecho, la banca, la empresa, la política y la comunicación. Este libro refleja el fruto de su vocación, las circunstancias de su vida y el juego del azar, que generalmente me ha sido favorable. A través de las páginas de MEMORIAS DE LUZ Y NIEBLA, Gregorio Marañón Bertrán de Lis, testigo muy activo de más de medio siglo de la historia de España nos desvela su trayectoria íntima, profesional, política, social y cultural, contando las cosas tal y como las ve. Trata, en definitiva, de mostrar cómo y en qué medida ha llegado a ser lo que soñó, mientras su vida continúa haciéndose...


EN PRIMERA PERSONA


"Comencé este relato de mi vida a principios de 2019, y lo termino en junio de 2020. Mi pensamiento continúa oteando el horizonte y no deja ningún resquicio a la nostalgia. El futuro es mi tiempo; el presente, fugacidad; y el pasado, un espejismo de luz y niebla.


A los 77 años, vivo un largo periodo de plenitud que comenzó en el año 2000 cuando conocía Pilar Solís y nos casamos en menos de tres meses. Recientemente he sido reelegido presidente del Teatro Real y de la compañía cotizada Logista. También la Fundación Ortega-Marañón me ha nombrado presidente y Cáritas Española me ha incorporado a su Consejo Asesor. La Universidad de Castilla-La Mancha me ha investido Doctor Honoris Causa y he recogido el Premio Mariano de Cavia. También he sido destituido, en muy honrosa compañía, como miembro del Consejo de Administración de Prisa, tras haber contribuido decisivamente, durante más de cuatro décadas, a hacer de este grupo mediático lo que ha llegado a ser, como cuento más adelante, y he sido cesado como patrono de la Biblioteca Nacional, por razones de género.


Parte de los capítulos finales de estas memorias los escribí recluido en nuestra casa de Madrid, en los momentos más álgidos de la pandemia de la COVID-19. Mi generación, que creciócon el miedo a una guerra nuclear y los fantasmas de la guerra civil, nunca pudo imaginar que la mayor catástrofe planetaria que viviríamos sería originada por un virus. Sucedió en una remota ciudad de China cuando, según la leyenda, pasó de un murciélago a un ser humano. Desde entonces, la COVID19 ha interrumpido el curso normal de nuestras vidas y ha terminado con las de cientos de miles de personas. Estoy convencido de que, cuando este libro llegue a manos del lector, la pandemia se habrádominado, y que, más tarde, lograremos erradicarla, pero habrádejado detrás una estela de gravísimos problemas sociales y económicos. Desde mi optimismo vital, creo que la humanidad no sólo ganará esta batalla relativamente pronto, sino que saldrá fortalecida y, ojalá, también mejor hermanada».


BANCO URQUIJO


Gregorio Marañón Bertrán de Lis aporta datos muy poco conocidos de las relevantes empresas en las que trabajó. Entre otros, narra el ascenso y la caída del Banco Urquijo, en el que estuvo quince años, y su importante papel de mecenazgo cultural; su experiencia en Iberforo, el despacho de abogados que fundó con Óscar Alzaga; el éxito de Gescapital, una sociedad de gestión de patrimonios y servicios financieros de la que él fue uno de los principales promotores… y su experiencia en la presidencia de importantes sociedades como Roche, Universal Music, Logista etc.


FRANCISCO GONZÁLEZ Y EL BBVA


Especial interés tiene el relato de su experiencia como consejero del BBVA, hasta su dimisión en 2004 a instancias de Francisco González. «El banco, en el que ejercía FG su presidencia con poderes absolutos, contrató a José Manuel Villarejo, un policía procesado por corrupción. Cobró por sus primeros servicios más de diez millones de euros. Sin duda, quien le contrató pensaba que los valía. Dos móviles míos, el personal y uno de la centralita de mi despacho, figuran en un listado hecho público en el que se relacionan los teléfonos que Villarejo tenía intervenidos para FG […] "


PRISA


Dada su larga vinculación a El País y al Grupo Prisa, les dedica un interesantísimo capítulo en el que cuenta los diferentes avatares por los que ambos han atravesado, su amistad con Jesús Polanco, la decadencia del Grupo, la deriva de su relación con Juan Luis Cebrián, su propio cese como consejero y la salida definitiva de Cebrián.


“…un accionista titular de treinta acciones, contratado a esos efectos, pidió la destitución de todos los consejeros independientes de Prisa. Juan Luis, como ya me había anunciado, no permitió ningún debate, y ni él ni los Polanco pronunciaron una sola palabra que reconociera algo de lo que unos y otros habíamos hecho por el Grupo a lo largo de los años. Fuimos cesados en una votación que sólo contó con el apoyo de un 30% de los accionistas asistentes. Sin las últimas gestiones que hizo el presidente del Gobierno, a instancia de Juan Luis, con un accionista relevante de Prisa pidiéndole su apoyo, la propuesta no habría prosperado".


LA CULTURA


Para Gregorio Marañón «la cultura lo es todo, o debería serlo». Por ello, su dedicación al mundo de las instituciones culturales es su actividad más vocacional: «De manera desinteresada, he intentado aportar mi experiencia empresarial y jurídica, criterio, voluntad y entusiasmo. Nunca he ejercido en este ámbito responsabilidades gerenciales, pero mi labor, cuando he sido presidente, ha tenido casi siempre un carácter decisorio. En estos casos, he conformado el devenir de la institución, colegiadamente con quienes me han acompañado en el equipo profesional […] Durante las últimas dos décadas he sido patrono de numerosas instituciones culturales, algunas de ellas desde su constitución. Esta actividad, por sí sola, llenaría un quehacer de plena dedicación, pero he comprobado que cuantas más responsabilidades se ejercen, más se expande el tiempo del que disponemos».


LA POLÍTICA


Dedica también un capítulo a la política y los políticos, en el que no sólo expresa su opinión sobre varios políticos (entre ellos, Felipe González, Alfonso Guerra, Mariano Rajoy, Albert Rivera, Pedro Sáncbez etc.), sino que también aborda temas como la memoria histórica y la necesidad de recuperar el consenso perdido: «Instaurada la democracia, consideré cumplida la tarea de recuperar las libertades y lograr la reconciliación de todos los españoles. A partir de entonces, sin perder nunca mi interés por el seguimiento de la política, me concentré en mi vida profesional y en la promoción activa de una sociedad civil acorde con las necesidades de una democracia desarrollada. […] Sin embargo, nunca me alejé del todo del mundo político y ha habido momentos en los que, por mi relación personal con muchos líderes o por actuar desde posiciones de influencia social, he podido incidir en su devenir desde una independencia que, en mi caso tampoco ha sido neutralidad. Quizás por ello, en plena Transición y a lo largo de las últimas décadas, la política llamó varias veces a mi puerta»


LA CUESTIÓN CATALANA


Es especialmente interesante, dentro de este capítulo, el epígrafe sobre «La cuestión catalana. Pujol, Mas y Rajoy»: «Dos destacados hombres de la sociedad civil, informaron al Rey de su propósito de propiciar una negociación entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas […] En enero de 2014, contactaron por separado con Artur Mas y Mariano Rajoy planteándoles la posibilidad de una reunión sobre un temario previamente acordado. Cuando Artur Mas y Mariano Rajoy manifestaron su disponibilidad para ese encuentro, el primer paso consistió en pedirle al presidente Mas que planteara las cuestiones relevantes que la Generalitat creyera necesario tratar con el Gobierno de la nación. Y, así, Mas confeccionó una lista con veintitrés puntos […]. Rajoy, a su vez, exigió que para la reunión se retiraran tres de los puntos que se le habían entregado, lo que, de nuevo, fue asumido por Mas. Quedaban solamente dieciséis puntos en la mesa, lo que facilitaría el posible acuerdo […]. Sucedió lo inesperado, y es que, pasados algunos días desde el último contacto con Moncloa en el que se comunicó que Mas aceptaba la lista aprobada por Rajoy, éste le llamó para comunicarle, sin ninguna explicación, que el encuentro, finalmente, no iba a ser posible».


LA AMISTAD Y EL AMOR


La amistad y el amor, que están en el centro de su vida, recorren las páginas del libro:


«En lo personal, me ha guiado el decidido propósito de encontrar el gran amor que vertebrase mi vida y mi familia, siguiendo el ejemplo de mis abuelos Marañón. El sentimiento de la amistad también constituye un fundamento esencial de mi vida. Desde mi adolescencia, no he perdido la capacidad de hacer amigos, personas a las que quiero, que disponen de mí, con las que comparto mi intimidad y yo me intereso por la suya. Y, por supuesto, por las que también me siento querido. Nunca he creído en los amores no correspondidos».


Ha logrado conservar el Cigarral de Menores, hogar compartido de los Marañón, el paraíso de su infancia, y Toledo ha pasado a ser su lugar de arraigo. A ellos dedica también páginas muy bellas.


Sobre el autor


Gregorio Marañón y Bertrán de Lis (Madrid, 1942) es un abogado, empresario y académico que preside el Teatro Real, la Fundación Ortega-Marañón, la Fundación Teatro de la Abadía y es presidente de honor de la Real Fundación de Toledo. También preside los consejos de Administración de la compañía cotizada Logista, las sociedades Universal Music Spain y Air City Madrid Sur, y es miembro del Consejo de Administración de El Español. Forma parte del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional y de los patronatos del Real Alcázar de Sevilla, del Museo de Ejército, del Archivo Histórico de la Nobleza y de la Fundación Fernández-Cruz. También es miembro del Consejo Asesor de Cáritas Española. Es académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, académico honorario de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo y académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo. Doctor Honoris Causa por la Universidad de CastillaLa Mancha, recibió el Premio de Periodismo Mariano de Cavia en 2017. Es autor de numerosos artículos y del libro Memorias del Cigarral (Taurus, 2017).



Comentarios

Entradas populares de este blog

ARROCES ÉTNICOS Y ROCK VALENCIANO, LA APUESTA DEL TASTARRÒS PARA LA TARDE DEL SÁBADO

Marcos Chicot, el autor de “El asesinato de Sócrates” regresa con una extraordinaria novela sobre Platón, el filósofo más influyente de la historia occidental

SON SOLO FÁBULAS, de Antonio M. Herrera, una mirada festiva y ácida al ser humano a través de un género clásico elaborado con una técnica novedosa